Argentina hizo de tripas corazón, pasó a Chile y sueña con más

El seleccionado perdió en dobles, pero entre Pella y Schwartzman lo dejaron a un paso de la elite.

SAN JUAN - Notable remontada del equipo argentino de Copa Davis, que hizo de tripas corazón y doblegó a Chile por 3-2 en el cruce de la Zona Americana I. Ahora, el equipo que comandan Daniel Orsanic y el cipoleño Mariano Hood irá en busca del regreso al Grupo Mundial. Cada capítulo tiene su héroe y el de ayer fue el bahiense Guido Pella, quien le ganó el quinto punto al chileno Christian Garín por 6-3 y 7-6 (7-3).

Pella, 63º del ranking mundial de la ATP, empleó una hora y 49 minutos para doblegar a Garín (217) y desató la euforia del público que agotó las 5000 localidades que ofreció el coqueto estadio sanjuanino Aldo Cantoni.

Argentina, que saboreó las mieles del éxito cuando ganó la Davis el 27 de noviembre de 2016 en Zagreb, Croacia, y sufrió el descenso un año más tarde, tendrá la posibilidad de regresar al Grupo Mundial en septiembre, cuando asumirá un repechaje ante un rival que se sorteará el miércoles.

Tras el 1-1 del viernes, ayer el punto de dobles dejó abajo la serie. Hans Podlipnik y Nicolás Jarry vencieron a Guido Pella y Máximo González por 6-7 (7-9), 7-5 y 6-3. No había margen para el error y por eso hizo falta que resurgiera la mística copera. Fue Diego Schwartzman, el tenista con mayor ranking de la serie y campeón este año en Río de Janeiro, para vencer a Jarry por 6-4 y 6-4 y estirar la definición al quinto punto.

Y aquí apareció la muñeca del capitán Daniel Orsanic, un gran estratega. Se jugó una carta más y puso en cancha al bahiense Pella y no a Nicolás Kicker, como había anunciado en el sorteo del jueves. Pella, único integrante de la actual formación que fue campeón de la Davis en Zagreb, en el histórico triunfo sobre Croacia (3-2), aceptó el desafío y salió a jugar un partido que se debía hace tiempo. Y el zurdo que le había ganado a Garín las dos veces que se enfrentaron –en los Challengers de San Pablo y Montevideo, ambos en 2015– cumplió.

Necesitaba desquitarse porque había estado en las dos derrotas dolorosas ante Italia en Buenos Aires y luego ante Kazajistán, la que decretó el descenso de categoría. Qué mejor, entonces, que hacerlo cuando el equipo más lo necesitaba.

Fuente:

¿Qué te pareció esta noticia?

Noticias Relacionadas

Deja tu comentario


Lo Más Leído