Atropelló a su empleado en la autopista y lo abandonó

Dijo que no paró a auxiliarlo porque llegaba tarde a buscar al hijo.

Buenos aires. Un arquitecto atropelló a un hombre en la Panamericana, a la altura de Pilar, lo abandonó y huyó del lugar. Lo curioso del caso, que luego reveló y confirmó la Justicia, es que víctima y victimario se conocían. El segundo es el arquitecto Juan Pablo Sbarbati, empleador de Edgardo Leandro Nava, quien falleció unas horas después del incidente.

Toda la secuencia fue tomada por las cámaras de seguridad de la autopista y, un día después del siniestro vial, el acusado fue identificado y detenido. Sbarbati, de 49 años, es titular del estudio Arqcons Arquitectura & Construcción, con sede en Pilar. Sbarbati habría argumentado que tenía que retirar a su hijo de la escuela, por eso abandonó a Nava, pese a que lo conocía.

A la altura del kilómetro 45,5 de la Panamericana -y por causas que aún se desconocen- Edgardo Leonardo Nava detuvo su vehículo, un Renault Sandero con patente NNX 022, entre el carril lento y la banquina. Vecino de Laferrere, el hombre bajó del auto y en ese momento fue embestido. Según pudieron determinar desde el Centro de Monitoreo de Pilar, fue atropellado por un Honda Civic gris, con patente AB082NM, cuyo conductor no se detuvo y siguió su camino.

El Honda, según señalaron voceros policiales de la Sub-DDI de Pilar, a cargo de la investigación, pudo ser monitoreado y luego de chocar al Renault Sandero de Nava continuó su camino hasta el St. John’s School, un tradicional colegio de zona norte, ubicado en el kilómetro 48,8 de la Panamericana. De hecho, habría trascendido que cuando Sbarbati fue detenido argumentó que tenía que retirar a su hijo de la escuela. “Está determinado que se conocen. Lo que pudimos ver en la filmación es que el Honda hace una maniobra de acercamiento al Renault, pero enseguida hace otra maniobra como para alejarse y lo roza para esquivarlo, cosa que no logra hacer”, explicó el juez de garantías de Pilar, Walter Saettone.

El juez también explicó que el arquitecto “no puede quedar libre hasta tanto se determine qué pasaba entre ellos, ver si había mensajes entre ambos celulares y otras medidas”. Luego el fiscal a cargo determinará si la detención se extiende. El detenido quedó imputado en una causa caratulada como “homicidio culposo”. Al otro día del episodio, personal policial volvió a la escuela e interceptó al auto en la calle. Constataron que presentaba una abolladura en el lado derecho del capot y que le faltaba el espejo del mismo lado. Intervino el fiscal Raúl Casal, de la UFI N° 1.

Nava fue asistido por otros conductores que pasaban por el lugar, que llamaron al 911. Fue trasladado al Hospital Juan C. Sanguinetti de Pilar, en donde murió.

Víctima: Edgardo Nava, de 58 años, era yesero y trabajaba para el arquitecto detenido.

La familia del atropellado duda

El giro inesperado que dio el caso sorprendió a la familia del fallecido.

“Algo raro hay”, dijo el hermano de la víctima, Juan Nava.

“El auto se detuvo en la banquina del carril lento y no tenía desperfectos”, confirmó . Sin embargo, hasta el momento no se sabe si había un problema previo entre ambos o si simplemente fue casualidad.

El juez de Garantías de Pilar, Walter Saettone, dio su versión.

“No se puede establecer aún que sea un delito doloso, está establecido en la investigación que tenían buena relación, es un caso paradigmático. Es llamativo lo que pasó y merece cierta atención en la investigación”, dijo a la prensa el magistrado.

Fuente:

¿Qué te pareció esta noticia?

Noticias Relacionadas

Deja tu comentario


Lo Más Leído