Bertoldi señala a Pereyra por el conflicto municipal

El intendente de Centenario denunció un ataque a dos funcionarios.

Neuquén.- El intendente de Centenario, Javier Bertoldi, señaló ayer que el senador del MPN, Guillermo Pereyra, está detrás de la dura protesta de los municipales, que en las últimas horas sumó un ataque contra dos funcionarios de su gabinete.

Desde el sindicato municipal negaron la denuncia y las supuestas agresiones. "Lo que sale a buscar es que otras personas queden involucradas y quiere generar un expediente judicial. Lo que hago es representar al sindicato y no prospera porque miente", dijo Alberto D'Elía, abogado del gremio.

Según lo que dijo el jefe comunal, se trata de una maniobra del sindicalista petrolero para generar un clima de discordia en la localidad, de cara a las elecciones nacionales del domingo que viene.
Bertoldi, jefe comunal alineado al peronismo, aseguró que el domingo por la noche dos integrantes del sindicato municipal le "cruzaron" el auto a su secretario de Gobierno, Emilio Sinigoj, y al intendente electo, Esteban Cimolai.

Los obligaron, dijo, a detener el vehículo en el que se trasladaban y le clavaron un cuchillo en la carrocería de un Fiat Siena.

El ataque terminó cuando ambos escaparon. Con todo, fue un paso más en la escalada de violencia y conflicto que se vive en Centenario a partir del reclamo.

"Esto no es un conflicto laboral", afirmó Bertoldi e insistió en que "buscan que Scioli no gane en Centenario". Argumentó que hay pintadas en respaldo a Macri de quienes ocupan el corralón municipal, e indicó que la semana pasada hubo reuniones en el sitio de la toma con el senador del MPN.
Bertoldi planteó un clima de desprotección absoluta, tanto de las autoridades provinciales como de la Justicia.

"Charlaremos con las autoridades provinciales, a ver qué opinan y qué se puede hacer. Porque si no hay garantías, no se puede seguir trabajando", planteó el intendente. "También iré a hablar con el fiscal (Horacio Maitini). Si se quiere hacer cargo del Municipio de Centenario, yo no tengo ningún problema de que se haga cargo el fiscal", señaló el jefe comunal en diálogo con una emisora radial de Centenario.

Bertoldi señaló que la situación está ingresando a una etapa muy preocupante: "Cuando se bajan (del auto) con semejante cuchillo, no es para comerse un asado. Lo están haciendo organizadamente, la interceptación del vehículo, cómo se bajaban, los autos, todo lo que hicieron configura un delito muy grave; es una locura y se trata de volver a una etapa que ya se había pasado en la ciudad".

Un callejón que no tiene salida


Polémico decreto

Los empleados municipales empezaron con las protestas cuando se enteraron de que el intendente había pasado a planta permanente a funcionarios. Lograron que diera marcha atrás.

Toma del corralón
Después de las protestas y cortes de ruta, y ante la no respuesta por recategorizaciones y pases a planta, a mediados de octubre ocuparon el corralón y los servicios se resintieron.

Escalada de violencia
Se abrió una mesa de negociación, pero hubo denuncias de agresiones de Bertoldi por parte del sindicato. Hubo un intento fallido de desalojo y el gremio acusó al intendente de mentir. A partir de ahí comenzó una escalada de hechos que están en la Justicia.


Fuente:

¿Qué te pareció esta noticia?

Noticias Relacionadas

Lo Más Leído