"Buenos Aires es una provincia que está quebrada"

Ese fue el diagnóstico de María Eugenia Vidal al asumir como gobernadora.

Buenos Aires
La gobernadora bonaerense, María Eugenia Vidal, afirmó ayer en su discurso de asunción que recibe "una provincia quebrada", al tiempo que se comprometió a enfrentar "con responsabilidad y decisión" la inseguridad y reparar "la ausencia del Estado en muchos lugares".

Dolor La gobernadora aseguró que recibe una provincia "llena de deudas y abandono".

"Nos duele mucho a todos el abandono de la provincia. Recibimos una provincia quebrada, deficitaria, llena de deudas, incluso en las áreas más sensibles. La mayor deuda es con los vecinos, la ausencia del Estado en muchos lugares es grave", advirtió la referente del PRO.

Tras prestar juramento y recibir la banda y el bastón de mando de su antecesor, Daniel Scioli, ante la Asamblea Legislativa provincial, Vidal se comprometió a trabajar por "una provincia más segura", aunque advirtió: "No va a ser fácil, no vamos a cambiar todo en un día".

Seguridad
"Sé que una vida mejor es posible, sé que de a poco podemos trabajar por una provincia más segura. Nos vamos a hacer cargo, no vamos a mirar para otro lado, vamos a enfrentar este problema con responsabilidad y con decisión", enfatizó Vidal en la ceremonia, a la que también asistió Mauricio Macri antes de su propio acto de investidura presidencial.

La mandataria, la primera que no proviene del peronismo desde que en 1983 el radical Alejandro Armendáriz encabezó el Ejecutivo, aseguró que apuntará a "ponerse en el lugar del otro" ya que, según consideró, su planteo es a favor de gobernantes que "sirven a los demás, que escuchan a las personas que representan".

"La provincia es de sus vecinos, es de ustedes y ustedes son nuestros jefes", subrayó en la ceremonia en la Legislatura.

Fuente:

¿Qué te pareció esta noticia?

Noticias Relacionadas

Deja tu comentario

Lo Más Leído