Comerciantes en guardia por los artículos importados

Los productos extranjeros van ganando espacio en las góndolas.

Flavio Ramírez

ramirezf@lmneuquen.com.ar

NEUQUÉN

Los productos importados comienzan a ganar sus lugares en las góndolas neuquinas. Se pueden conseguir desde alimentos hasta vehículos y tecnología, pasando por artículos de bazar, juguetes e indumentaria. Por ahora su presencia no alarma a los comerciantes e industriales, pero los consumidores ya disfrutan de sus bajos precios.

Durante una recorrida por locales comerciales de la ciudad se pudo encontrar atún de Malasia, Ecuador o Tailandia; copas de la República Checa o Portugal; vajilla de Brasil, México o China; fuentes chinas, brasileñas o estadounidenses; adornos de cualquier parte del mundo; golosinas brasileñas, chilenas, estadounidenses o europeas; juguetes chinos, daneses, brasileños; electrodomésticos polacos, húngaros, turcos, brasileños o chinos; indumentaria para el hogar de Indonesia, China, Uruguay; electrodomésticos del Mercosur y vehículos de Europa, Japón y América del Norte.

La lista pareciera confirmar la teoría impulsada desde las redes sociales sobre una “invasión” de importados que afectan a los productos locales. Sin embargo, los artículos son similares a los que ya ingresaban el año pasado, aunque el volumen es un poco mayor.

“En este momento no hay una avalancha de productos importados, sino una gran expectativa sobre lo que puede llegar a venir”, dijo Carlos Algueró, vicepresidente de la Asociación de Comercio Industria Producción y Afines de Neuquén (Acipan).

Durante la visita a los hipermercados no se pudo hallar productos extranjeros que compitan directamente con los locales, como manzanas, peras o frutas finas. Tampoco los tradicionales argentinos como el dulce de leche. Sí se encontró fruta de estación, como bananas de Ecuador, mangos de Brasil, kiwis de Chile (mercadería que siempre ingresó). En otros rubros, como las bebidas alcohólicas o los enlatados, la presencia es numerosa, pero no compite en volumen con los nacionales.

Esta situación puso en alerta a los productores, quienes denuncian el peligro de la apertura de mercados puede generar a la industria local.

Algueró admitió que el ingreso desmedido de estas mercaderías puede afectar a los productores y fabricantes, pero aclaró que “por ahora” eso se observa.

“Hoy estamos en recesión, por lo que el impacto de las importaciones no afecta tanto. Sí puede llegar a pasar el año que viene, cuando se espera un crecimiento económico”, aseguró el economista Juan Carrizo.

Por ahora, el mercado de productos importados está contenido por la demanda. Algueró afirmó que “la industria argentina cubre casi todos los rubros y con productos de calidad, reconocidos a nivel mundial, eso hace que la demanda de productos sea alta”, por lo que el consumo sólo está dado en los productos de bajo precio o que aquí no se fabrican.

Los productos más demandados son los tecnológicos, en particular los celulares, tablets y computadoras portátiles. Aunque las marcas y modelos más buscados, como Apple y Samsung, no son fáciles de conseguir. Lo mismo ocurre con los vehículos y motos, cuya apertura también se nota.

“Para el mercado interno sería mejor que las grandes importadoras en vez de traer productos del exterior se los compren a los productores locales”. Juan Carrizo, economista.

“Todos queremos comprar cosas lindas y baratas, por eso se genera expectativa con la apertura de las importaciones”. Carlos Algueró, empresario y vicepresidente de Acipan.

Tendencia

En el mercado de los automóviles, los modelos más buscados se hacen esperar

Los fanáticos tuercas esperaban, con la apertura de las importaciones, comprar los vehículos que tanto deseaban. Pero se vieron frustrados. Los nuevos modelos aparecen con cuentagotas y el origen de su fabricación es similar al año pasado.

La mayoría de las marcas comercializan sus productos de origen Mercosur y ampliando las opciones a México, España o Turquía. Tal como venía sucediendo durante el llamado “cepo”.

Los autos de alta gama están empezando a llegar, pero con precios muy altos en dólares respecto de sus países de origen.

Algunas empresas, que no poseen terminales en el país, como Chery o Hyundai, incorporaron más vehículos, pero no compiten con las marcas tradicionales.

“Los clientes no se animan a comprar autos de marcas que no tienen garantías o servicios de postventa. Van a lo seguro”, afirmó Matías, encargado de salón de una agencia.

“Muchos clientes tenían una gran expectativa por comprar algún modelo que vieron en las publicidades y se quedaron con las ganas. Las terminales traen algunos modelos, los de mayor salida”, indicó Carlos Alguero, vicepresidente de Acipan.

La única agencia donde se notó el incremento de sus vehículos fue en la agencia de motos BMW.

Fuente:

¿Qué te pareció esta noticia?

Noticias Relacionadas

Deja tu comentario

Lo Más Leído