Cómo cuidarte de la pirotecnia en estas fiestas

Recomendaciones para disfrutar en familia sin sufrir accidentes caseros.

Neuquén
Con la proximidad de las fiestas de fin de año, ya se empiezan a ver puestos de venta de pirotecnia. Aunque es tentadora la idea de decorar el cielo con luz y color, estos explosivos son también la causa de muchas quemaduras que afectan a niños y algunos adultos que los manipulan. Desde el Hospital Castro Rendón afirmaron que se mantendrán alerta durante las fiestas para prestar una rápida atención a los casos de quemaduras.

"Desde el área de salud, nosotros desalentamos el uso de pirotecnia, porque puede causar lesiones y es dañino para el medioambiente", indicó Adelaida Goldman, médica emergentóloga a cargo del servicio de emergencias del Castro Rendón.

El uso accidentado de los fuegos artificiales suele provocar quemaduras en la cara y las manos, y daños a nivel ocular. "Las lesiones van desde cosas leves a cicatrices graves o pérdida de la visión", detalló Goldman. Entre los productos más peligrosos se encuentran las bengalas, que suelen quemar las manos, y los de disparo a distancia.

10 médicos, además de personal auxiliar, habrá en la guardia del Castro Rendón.

Este año, por primera vez el hospital realizará una estadística de la cantidad de afectados en Neuquén.

"Es difícil precisar un número porque muchos son anotados como quemados, sin especificar que el origen de la quemadura fue un artefacto de pirotecnia, y hay muchas personas que se tratan en las salitas del barrio", señaló Goldman.

Los trabajadores de salud también insisten en la necesidad de reforzar los controles de venta, para que la gente tenga acceso sólo a pirotecnia que cumpla con la reglamentación.

"Los artefactos tienen que cumplir con la habilitación correspondiente, tienen que estar dentro de la fecha de vencimiento y traer un manual de instrucciones", apuntó Goldman, y le recomendó a la población comprar sólo los fuegos artificiales habilitados.

Según la médica, la mayoría de los artefactos a la venta no cumple con los requisitos mínimos y eso pone en riesgo la salud de aquellos que los utilizan.

"Si bien la pirotecnia siempre es peligrosa, esta habilitación garantiza que sean un poco más seguros", explicó Goldman.

Por los eventuales accidentes, el servicio de emergencias del Castro Rendón se mantendrá alerta para aplicar un protocolo que está siempre vigente para estos casos. En la guardia trabajarán de forma interdisciplinaria médicos emergentólogos y de guardia, cirujanos especializados en quemados, oftalmólogos y médicos que puedan tomar tomografías y ecografías de urgencia para evaluar los daños. En total, habrá diez médicos de guardia más el personal auxiliar.

Aunque en general se los relaciona con el juego y los festejos, los fuegos artificiales son explosivos, utilizan pólvora y están reglamentados por entidades especializadas en armas. A nivel nacional, las regula el Registro Nacional de Armas y Explosivos (Renar), y en el ámbito provincial lo hace el Registro Provincial de Armas (Repar). En ese sentido, Goldman fue categórica: "Los niños no deberían usar pirotecnia, dárselas es como darles un arma".

A TENER EN CUENTA
Consejos para un uso responsable

1. Respetar las instrucciones de uso que vienen con el producto.

2. Nunca llevar los artículos de pirotecnia en los bolsillos.

3. Encenderlos al aire libre y de a uno a la vez.

4. No encender fuegos de artificio proyectables apuntando a personas o viviendas.

5. No utilizarlos cerca de vehículos o elementos combustibles.

Fuente:

¿Qué te pareció esta noticia?

Noticias Relacionadas

Deja tu comentario

Lo Más Leído