El clima en Neuquén

icon
Temp
50% Hum

Cómo sigue la salud de Corchito Zavaleta, el hijo de una de las trillizas de oro

Según se conoció, al polista le fue reinsertado un hueso de la cabeza -el cual había sido extraído para estabilizar su presión intracraneana- y se espera próximamente poder avanzar con las costillas.

A un mes y cinco días de la terrible caída que sufrió Clemente “Corchito” Zavaleta(h.) -hijo de una de las trillizas de oro, María Emilia Fernández Rousse- durante un partido de polo en Palm Beach -el cual disputaba para el equipo de Alegría-, el diario La Nación dio a conocer el actual estado de salud del polista.

El pasado 18 de marzo, en medio de un partido de Polo, Corchito (36 años) fue el protagonista de una terrible caída -incluso el animal terminó encima de él-, por lo cual estuvo al menos 15 minutos inconscientes. A raíz de esto, fue llevado en helicóptero a un hospital cercano, siempre en Palm Beach para ser atendido. No sólo sufrió serias lesiones en la cabeza, sino también fracturas en las costillas y hasta un pulmón perforado, seriamente dañado.

Te puede interesar...

Con este cuadro, el polista fue operado varias veces, con el objetivo de eliminar los coágulos, los hematomas que se le habían formado. Incluso, debió sacársele uno de los huesos de la cabeza para permitir que un coágulo se descomprimiera y se pudiera estabilizar la presión intracraneana, un tema vital.

Embed

Como si fuera poco, en las últimas semanas, Zavaleta (h.) también había sufrido las consecuencias de un virus intrahospitalario, algo frecuente cuando se trata de largas internaciones. Fue así que para mejorar su respiración, fue sometido a una traqueotomía. En tanto, hace unos días, le fue reinsertado el hueso de la cabeza y se espera próximamente poder avanzar con las costillas.

A nivel global, y teniendo en cuenta unas primeras dos semanas de riesgo extremo, y siempre en estado de coma inducido y con un cuadro delicado, Corchito ha ido dando pequeños pasos de mejoría, algo que trajo alivio en su entorno familiar y de amigos.

Embed

De continuar evolucionando, la familia tiene por objetivo poder trasladarlo a otro centro asistencial dentro de Estados Unidos. Sería en la ciudad de Atlanta, para allí continuar con la rehabilitación.

Respecto de este punto, se estima que será un proceso largo, de varios meses, con todo lo que ello implica a nivel organizativo y financiero. Por lo pronto, Zavaleta (h.) fue pasado a una sala de terapia intermedia y ha mostrado signos de reacción que, obviamente, han sido muy bienvenidos. Pero nadie abandona la cautela. Paso a paso, y sin alardes de optimismo.

Polo solidario

Ante esta situación, y a partir de la iniciativa de Marc Ganzi, uno de los “patrones” más influyentes de los equipos que intervienen en la competencia y principal sostenedor de la World Polo League, se organizó una fundación con la finalidad de juntar fondos para la recuperación de Zavaleta (h.). Fue así que este viernes, como primera medida, se concretó una exhibición de alto handicap con la actuación de numerosas figuras de la Argentina.

Bajo la denominación “Zavaleta Perpetual Cup”, se gestó un partido de 80 goles entre los equipos de Pilot y Park Place, dos de los grandes animadores de la temporada y ganadores, esos clubes, de los torneos por la USPA Gold Cup y la CV Whitney Cup, dos de las competencias de la Triple Corona americana. Las exhibiciones con las figuras son bien recibidas en Estados Unidos, ya que le permite a la gente ver un encuentro de mayor velocidad y técnica al nivel que están acostumbrados, que es de 22 goles de handicap.

Corchito-Zavaleta.jpg

El partido se disputó en la cancha 2 del Grand Champions Polo Club. Por Pilot jugaron Facundo y Gonzalito Pieres, Christian Laprida (h.) y Pablo Mac Donough, mientras que por Park Place se alistaron Juan Britos, Hilario Ulloa, Bartolomé Castagnola (h.) y Juan Martín Nero. Otras figuras, como Adolfo Cambiaso (h.) y Polito Pieres, quedaron al margen del cotejo por estar recuperándose de sendas operaciones (pubialgia y fractura de clavícula, respectivamente).

Tras el encuentro, Hilario Ulloa, uno de los protagonistas del encuentro, contó emocionado: “Es una manera de ayudar a Corchito y a su familia, están pasando por un momento muy duro. Por suerte se viene rehabilitando bien. Fue una buena idea hacer ésto (el partido). Ojalá podamos ayudar, colaborar con fondos, para apoyar a la familia. Se vienen varios meses de rehabilitación y tratamos de ayudar”.

Lo más leído

Leé más

Noticias relacionadas

Dejá tu comentario