Cómo ven los CEO el 2019

Las principales operadoras en Vaca Muerta le contaron a +e el escenario que prevén para el próximo año. El crecimiento del petróleo, la necesidad de más infraestructura y la baja de costos son parte esencial de la agenda.

POR FERNANDO CASTRO/ fcastro@lmneuquen.com.ar

Los disparadores:

¿Cómo se imagina el 2019 en Vaca Muerta y cuáles son las claves para apuntalar el actual proceso de crecimiento?

En materia de infraestructura, ¿cuáles son las situaciones que considera que hay que solucionar y deberían ser subsanadas del corto al mediano plazo?

¿Es viable en esta etapa de la cuenca neuquina seguir creciendo en producción de gas sin un subsidio tan fuerte como el establecido en la resolución 46 del Ministerio de Energía? ¿Cuáles son las claves para lograrlo?

¿Qué importancia tiene la integración de pymes al actual proceso de crecimiento y cómo se pueden acotar los tiempos para poder hacerlo?

Pablo bizzotto Vicepresidente ejecutivo de Upstream de YPF

Neuquén es un lugar privilegiado. Creo que todavía no se toma dimensión de lo que significa Vaca Muerta. Fui optimista desde el primer momento cuando no muchos lo eran. Y por supuesto que hoy sigo siéndolo. Vemos muy bien al petróleo en el 2019, siempre y cuando se siga pudiendo traducir el precio al valor del combustible y con el actual tipo de cambio. Con el valor cercano del crudo Medanito al WTI, creemos que la reducción de costos que hemos alcanzado es muy competitiva. El gas es una situación un poco diferente. Creemos en una industria competitiva. No hemos tenido ahora ese apalancamiento (resolución 46), logramos muy buenos resultados en El Orejano o en Rincón del Mangrullo de todos modos. Hay algunos cuellos de botella por resolver y hay que generar una demanda de gas que sea continua. Pero me parece que toda la industria está trabajando en eso. En el mismo sentido, creo que las pymes tienen una gran oportunidad. Para nosotros es un orgullo tener programas en los que les damos las herramientas necesarias para poder ser parte de toda la cadena de valor que, como todo el mundo sabe, maneja estándares de funcionamiento de los más rigurosos y avanzados del mundo. Creemos en la competitividad y en que cada día las pymes puedan seguir creciendo de la mano del crecimiento de Vaca Muerta. YPF es pionera en el desarrollo de no convencionales, y hoy se retoman experiencias que nosotros tuvimos en pozos en Neuquén para replicarlas y utilizarlas en desarrollos no convencionales en Estados Unidos.

Carlos Ormachea CEO de Tecpetrol

Si el contexto lo permite, imagino una actividad creciente en Vaca Muerta, con más foco en el desarrollo de petróleo. El primer cuello de botella será la capacidad de transporte. Se necesitará ampliar la red de gasoductos para el invierno de 2020 y expandir oleoductos para evacuar la nueva producción de líquidos. En el mediano plazo, el desarrollo eficiente del recurso requiere mejorar la infraestructura vial, sistemas de transporte de agua para fractura, bajar el costo de la logística de la arena (el proyectado Tren Norpatagónico puede contribuir) y proveer servicios de vivienda, educación y salud para la población que se movilice hacia la zona. Los costos iniciales de desarrollar cualquier recurso son altos porque se tiene poco conocimiento de las propiedades del recurso. Por eso, normalmente, esos desarrollos empiezan cuando se dan en el mercado ventanas de precios relativamente altos que permitan pagar esos costos. En Argentina eso no ocurre porque el Estado interfiere en el precio. Para evitar que esta distorsión impida el arranque del desarrollo de un recurso estratégico, la resolución 46 compensa. En Fortín de Piedra trabajaron más de 1000 empresas, la mayoría pymes.

Gastón Remy CEO de Vista Oil

En primer lugar, es junto con el campo uno de los polos de desarrollo más importantes para el país. Ya nadie tiene dudas de eso. El 2019 es un año, para nosotros, de despegue, en el que Vista Oil busca acelerar la marcha, con un plan ambicioso que busca pasar de los 15 mil barriles diarios actuales a los 65 mil en los próximos cinco años. Vaca Muerta tiene que seguir generando más confianza para las inversiones. En materia de infraestructura, hace años venimos planteando la necesidad de más ductos. Para los momentos como este, pasa a ser una necesidad esencial y que requiere de una mirada global. En materia de subsidios, por regla general, hay etapas en que se requiere de este tipo de estímulos, hasta una etapa posterior en la que la competencia y el libre mercado son las reglas generales. Para las pymes, creo que hay una gran oportunidad, lo mismo que para los trabajadores que se inician en la industria. Las pequeñas empresas son una parte esencial y un gran impulsor de la economía. Por otra parte, en materia de reconversión laboral, por los nuevos paradigmas tecnológicos, está claro que no es un momento para negarlos, sino para capitalizarlos. Hay que sumar más trabajadores capacitados para poder seguir ganando en eficiencia. Eso es lo que al final del trayecto también hace la diferencia. La competitividad es fundamental para poder seguir haciendo mejor una industria que viene mejorando día a día. Hay que reconvertir, es cierto, pero es una tarea en conjunto, es más bien una oportunidad.

Daniel De Nigris Gerente general ExxonMobil

Creemos que es indispensable generar esfuerzos conjuntos para continuar reduciendo costos y que las operaciones sean más eficientes y productivas aumentando así la productividad y rentabilidad de la cuenca. Es por eso que vemos positivo el trabajo de operadoras junto con las empresas de servicios en múltiples eficiencias que permitan que los proyectos sean más económicos. Por nuestra parte estamos trabajando conjuntamente con integrantes de la industria para resolver cuestiones vinculadas a la evacuación del gas de ciertas áreas de la cuenca. Creemos que en el largo plazo la adecuación de la infraestructura deberá centrarse en la estructura de evacuación troncal para proveer de gas a todos los mercados. Celebramos las medidas adoptadas tanto por el gobierno nacional como por el provincial tendientes a acelerar el desarrollo de los no convencionales. Entendemos que en un contexto muy desafiante han implementado una serie de reformas propicias para acelerar el proceso hacia condiciones de mercado, lo cual es sumamente positivo para el desarrollo local e internacional de la industria. Los proyectos de esta industria tienen un horizonte de largo plazo, por lo que las variables de análisis se realizan siempre desde esta perspectiva. Entendemos que la coyuntura tiene incidencia, pero intentamos desarrollar proyectos que vean más allá del momento actual y el corto plazo, y se enfoquen en el desarrollo económico a largo plazo. Tan o más importante que la tecnología y materiales es el capital humano. Es importante que los proveedores involucrados aseguren un personal calificado.

Teófilo Lacroze Presidente de Shell

Estamos en un momento clave para nuestro crecimiento en Vaca Muerta. Hace dos años inauguramos nuestra primera planta de producción temprana con una capacidad de hasta 10.000 barriles de petróleo diarios. Hoy estamos trabajando para ampliarla a 12.000 bpd y ya estamos evaluando construir una segunda planta a partir de 2019, con una capacidad de 30.000 bpd. De esta manera, esperamos tener una capacidad superior a los 40.000 bpd. Los grandes desafíos para lograr ese nivel de desarrollo hoy pasan por dar con un sistema impositivo que sea conducente con la actividad, generar la infraestructura y los servicios asociados necesarios y minimizar los tiempos improductivos. Nuestro principal límite hoy es la infraestructura. Producimos 4500 barriles diarios de petróleo y si quisiéramos producir más no podríamos porque no está la infraestructura para transportar esa producción después. Ese cuello de botella va a ser cada vez más importante a medida que ganemos escala. Desde la industria, el Estado nacional y el neuquino estamos buscando soluciones. Tener más y mejores empresas de servicios asociados a la industria y trabajadores capacitados son dos requisitos fundamentales para ganar competitividad y apuntalar el crecimiento del sector.

Para desarrollar la explotación de gas en Vaca Muerta hace falta que la actividad sea competitiva. Para eso tenemos el enorme desafío de ser más competitivos, en lo que ya estamos alcanzando logros. En Vaca Muerta, logramos bajar a la mitad nuestros costos, de u$s 15.000 millones por pozo a menos de u$s 8000 millones.

Alberto Saggese Presidente de Gas y Petróleo del Neuquén (GyP)

Por el estado de avance de los proyectos en los que participa GyP, podemos prever que 2019 es el año de madurez para algunos de ellos. Esto significa que se pasará de la etapa de piloto a desarrollo masivo, lo cual implicará significativos aumentos de producción en varios yacimientos. Esto se condice con la evolución general de la explotación de Vaca Muerta. No sólo los proyectos en los que participa GyP están alcanzando madurez sino también los que están llevando adelante otras compañías. Entendemos que 2019 es el año en el que comenzaremos a ver grandes proyectos en desarrollo. La explotación masiva de Vaca Muerta por el momento puede ser absorbida por muchas de las instalaciones ya existentes, pero en su crecimiento se verán varios cuellos de botella en materia de infraestructura, los cuales están en vías de solución. El gasoducto que se encuentra en construcción por parte de TGS y los proyectos de oleoductos serán de vital importancia. Esto sin olvidar las necesidades de rutas, alojamiento y otras obras de infraestructura básica. Los subsidios son un remedio temporario y sirven para que los proyectos arranquen con una base sólida de precio. Ello genera volumen y el volumen genera reducción de costos. En consecuencia al momento de la terminación del subsidio los precios serán fijados por el mercado. El mercado normalmente será el que fije precios que tendrán en cuenta las variables del productor, el consumidor y los servicios intermedios. No se puede pensar a largo plazo basándose en subsidios. Considero que en la medida que rija una regla de costos decrecientes el mercado se irá acomodando.

PAE

PAE continuará con sus proyectos en distintas fases de desarrollo y buscará hacer crecer su producción de hidrocarburos no convencionales. Actualmente, la compañía opera seis bloques con objetivo Vaca Muerta, todos ellos superan los 1700 km2. Durante 2019 la expectativa será avanzar en temas de competitividad para la cuenca. Para ello será muy importante continuar con la mesa sectorial de Vaca Muerta, en la cual la industria junto con los gobiernos nacional y provincial buscan resolver aspectos relacionados con la competitividad del sector. Durante 2019 la expectativa será avanzar en temas de competitividad para la cuenca. Para ello será muy importante continuar con la mesa sectorial de Vaca Muerta, en la cual la industria junto con los gobiernos nacional y provincial buscan resolver aspectos relacionados con la competitividad del sector. Las claves para el sector petrolero seguirán siendo la reducción de costos y el desafío de ser cada día más eficientes y competitivos en las operaciones. Es necesario fomentar el desarrollo de más y mejores proveedores locales y la llegada de un mayor número de empresas de servicios. PAE ya viene trabajando intensamente para lograr estos objetivos. En los últimos tres años, ha logrado reducir en un 50% los días de perforación y bajar un 55% el costo por pozo. Las nuevas tecnologías, vitales para el desarrollo de Vaca Muerta, van de la mano de la formación de profesionales altamente capacitados. PAE promueve la capacitación permanente y la mejora continua de los procesos. Un ejemplo de ello es la creación del Energy Learning Center, su universidad corporativa.

Fuente:

¿Qué te pareció esta noticia?

Noticias Relacionadas

Deja tu comentario


Lo Más Leído