Comprar en las ferias no es tan barato como antes

Los que van lo hacen porque hay más variedad que en el súper.

AilÍn Trepiana
ailintreiana@yahoo.com.ar


Neuquén.- Las ferias de la zona dejaron de ser una opción para los neuquinos que optaban por comprar verduras por su óptima calidad y la ventaja que significaba para sus bolsillos.

Siguen siendo un destino clave para quienes quieren variedad, pero en el último tiempo hubo una baja en la cantidad de clientes y quienes van ya no asisten por los mismos motivos.

Si bien hace algunos años la ex feria del trueque era muy visitada porque los buenos precios coincidían con la alta calidad, los consumidores asumen que hoy los valores casi no difieren de los de las verdulerías barriales y supermercados. Ahora la mayoría va con la excusa para salir en familia, recorrer puestos, acceder a variedad y, en el caso de Neuquén, se suma la compra de otros productos: desde condimentos y panificados hasta indumentaria y tecnología.

"Los precios están más caros que el año pasado, en el súper a veces se encuentra más barato. Igual vengo a la feria porque hay mucha variedad y me gusta recorrerla", cuenta Cecilia, que va todos los sábados. Por su parte, Victoria no encuentra buena calidad en las verduras del oeste y opta por ir al centro. "En el barrio donde vivo, Villa Ceferino, hay mala calidad y por eso vengo a la feria. Acá está un poco más barato y a veces ganás en calidad; busco precios: hay muchas diferencias entre uno y otro", explica.

Como dice la frase, quien busca encuentra, y en el caso de la feria del Parque Central, entre la infinidad de puestos se pueden encontrar ofertas. Por $45, siempre con un ají de regalo, se pueden llevar cuatro kilos de verdura entre papa, cebolla, berenjena y remolacha, o si no, tomate, papa, cebolla y zapallito.

Por su parte, la canasta frutal incluye por $75 cuatro kilos entre banana, naranja, manzana y pera, con un limón de regalo. "Hace poco optamos por armar los combos de ofertas porque es una buena opción ante la suba de precios. La gente los consume", explican desde uno de los puestos.
La feria de Plottier funciona jueves y domingo y gana clientes por la buena calidad de las verduras: la gran mayoría son productores y pueden encontrarse algunos precios más bajos que en Neuquén, donde muchos son revendedores.

La diferencia más grande de precios entre las ferias se puede ver en los zapallitos. En Plottier tres kilos cuestan sólo $10, mientras que en Neuquén con ese monto se compra uno solo. La contra de Plottier es que, justamente por ser productores, no cuentan con una amplia variedad de verduras como en Neuquén y se ve mucha menos fruta, que además siempre es más cara.

"En un súper pagué seis pesos el kilo de papa y en la feria está diez. También ahí encontré más barato el brócoli". Norma. Marcó algunas diferencias.

"Vengo a la feria a comprar huevos. Eso sí está más barato. Pero no veo mucha diferencia de precio con la verdura". Andrea. Contó qué conviene comprar.

"Tengo que recorrer todo buscando calidad. A veces comprás 3 kilos y en tu casa tirás la mitad". Victoria. Recorre para buscar calidad.

El otro contexto que atraviesa la economía local

No es novedad que los precios de la carne van en aumento y que como contracara de esta situación aflora la alternativa del consumo de verduras como una opción más saludable, nutritiva y que cada vez suma más adeptos, aunque pocos negocian el asado de los fines de semana.

En parte por este motivo, pero también para comercializar otro tipo de verduras, es que las ferias siguen recibiendo compradores.

En el último tiempo esta situación tendió a cambiar al compás que le marca el ritmo de la economía local. En los últimos diez años, el alto nivel de consumo, sumado al buen nivel adquisitivo de que dieron cuenta durante este lapso los salarios de los sectores privado y estatal, fueron un excelente negocio para los chacareros y las comunidades que se dedican al cultivo de hortalizas en la zona de la confluencia.

El desafío ahora para ellos es poder mantener ese nivel de consumo en otro contexto económico, con una ciudad fuertemente influenciada por lo que suceda en la cuenca petrolera y en el gasto del Estado en los salarios del sector público.
Son otras épocas y hay que ver si se adaptan.

La Municipalidad pone en regla Unión de Mayo


En el último mes, el Municipio encaró el desafío de regularizar la feria de Unión de Mayo, con el objetivo de contar con un registro oficial que incluya los puesteros habilitados para comercializar.
Se realizó una encuesta a 160 personas que vendían verduras y otros productos comestibles. Otras 570, de varios rubros, ya habían sido registrados. La actualización de los datos hasta el momento alcanzó al 95% de los feriantes.

El trabajo se llevó adelante desde la Secretaría de Desarrollo Humano en conjunto con las áreas de Comercio y Tránsito del municipio, además del acompañamiento de la Dirección de Seguridad de Neuquén y la Comisaría 21.

Como ya se informó, en medio del proceso de relevamiento, los inspectores de Comercio detectaron la presencia de personas ajenas a la feria que se encontraban vendiendo artículos de telefonía celular de forma clandestina.

Fuente:

¿Qué te pareció esta noticia?

Noticias Relacionadas

Deja tu comentario

Lo Más Leído