Compró una casa y cuando entró había un muerto

Una mujer tomó posesión del lugar y se encontró con el cadáver.

La Plata. Como si se tratara de una novela de terror o de humor negro, el barrio San Carlos, del partido bonaerense de La Plata, está conmovido por un caso que movilizó al vecindario y que combina una sencilla transacción comercial, que no fue ni más ni menos que la compraventa de un inmueble, con un muerto que fue descubierto en el momento de tomar posesión del lugar.

Una mujer, ya dueña de su nuevo hogar, fue hasta la casa para comenzar a hacer lo que cualquiera en estos casos: limpiar, ventilar, remodelar lo que hiciera falta, y así comenzar a dejarla en condiciones para mudarse. Sin embargo, cuando empezó con las refacciones se llevó la desagradable sorpresa: encontró el cadáver de un hombre junto al de un perro, que resultó ser la mascota del fallecido.

Te puede interesar...

Qué y cómo ocurrió es algo que aún no puede dilucidarse. De hecho, está trabajando en la investigación personal de la UFI N° 17 de La Plata, a cargo de la fiscal María Eugenia Di Lorenzo, quien caratuló la causa como “averiguación de causales de muerte”. Por lo pronto, se sabe que en el último tiempo la casa había estado cerrada y casi tapiada para evitar que fuera ocupada ilegalmente. Lo curioso es cómo la persona que la compró no se dio cuenta antes de esta situación. Una alternativa que manejan los investigadores es que la persona que fue hallada muerta dentro del inmueble haya entrado por su cuenta entre el momento en que se cerró la operación inmobiliaria y el de la apertura de la casa por parte de los nuevos propietarios.

El fallecido era un hombre y junto a él estaba el cuerpo sin vida de su perrito. Según los vecinos, el hombre era el casero de la casa, amigo del antiguo dueño.

Esta persona encontrada sin vida resultó ser un vecino del barrio, de nombre Mario Diazi, quien hacía las veces de casero de esa vivienda mientras estaba en manos del anterior dueño, de quien era amigo. Diezi, cuyo perro era el que apareció muerto a su lado, estaba irreconocible a simple vista dado el avanzado estado de descomposición del cadáver. Por lo pronto, fue identificado por el documento que le encontraron entre sus ropas.

Enterados de esta situación, los vecinos comenzaron a aportar datos más relacionados con el hecho, como que hacía bastante no veían a Diazi haciendo las compras en la despensa del barrio. Y como al parecer no tenía vínculo con su familia, nadie preguntó por él en el último tiempo. La Justicia aguarda los resultados de la autopsia para determinar tanto la data de muerte como las razones del fallecimiento, aunque todo parece indicar que habría sido por causas naturales, dado que el cuerpo no presentaba signos de violencia.

6 meses El tiempo que los vecinos llevaban sin ver al muerto

si bien la fiscalía aguarda los resultados del forense para determinar en qué fecha fue el fallecimiento, los vecinos declararon que no veían al hombre desde noviembre.

Un caso entre lo insólito y lo enigmático

La compradora de la casa vivía a la vuelta de la casa que adquirió, razón que podría explicar por qué no visitó la vivienda antes de cerrar la operación: ya la conocía. De hecho, en los últimos tiempos, el anterior dueño, quien vive a unas 20 cuadras y en estos momentos estaría de vacaciones, había colocado un candado en la puerta para evitar que se metieran intrusos. según los testimonios que la fiscalía logró recoger de los vecinos, el muerto, que era amigo del anterior dueño y solía cuidar la casa, era discapacitado y se movilizaba en silla de ruedas (le faltaban ambas piernas).

Fuente:

¿Qué te pareció esta noticia?

Noticias Relacionadas

Deja tu comentario


Lo Más Leído