Condenan a preceptora y a profesor abusadores

Les dieron 18 años de prisión a cada uno por abusar de alumnas de una escuela secundaria bonaerense.

Ella era preceptora y él profesor de Educación Física en varias secundarias de Luján. En 2015, cuando la primera de las alumnas habló, se fugaron. Terminaron siendo siete las chicas de 15 y 16 años que los acusaron. Este martes, el Tribunal Oral Criminal Nº 6 de Morón condenó a ambos a 18 años de prisión por el abuso sexual con acceso carnal agravado de dos de las estudiantes. Por separado, las obligaron a tener relaciones sexuales con los dos a la vez.

María Julia Asselborn, que entonces tenía 27 años, escapó junto a su novio, Luis Gabriel Sili. Varias alumnas de 4° y 5° año de la Escuela Secundaria Nº 20 de Luján los denunciaran por abusar de ellas o intentar hacerlo. La hipótesis de los investigadores se probó durante el juicio: la mujer -a la que las testigos definían como “una preceptora copada”- reclutaba a las chicas más vulnerables para mantener relaciones sexuales con ella y su novio, grabar videos y subirlos a internet.

Te puede interesar...

En principio, también se los imputó por corrupción de menores, porque se creía que la pareja esperaba que quienes vieran los videos se interesaran en las chicas y pagaran para estar con ellas. Pero eso no se probó. Sí hubo condena por la “promoción a la corrupción de menores”.

Daniela Barroso, la fiscal del caso, detalló que eso significa que “por más que las chicas finalmente no fueron prostituidas, el abuso, las vejaciones que vivieron y los videos que se encontraron fueron actos idóneos para el desarrollo anticipado de la sexualidad de las chicas que las vulnera y predispone para que las corrompan”.

Si bien el abuso sexual con acceso carnal y la intención de corromperlas corrió para ambos al momento de calcular las penas, los jueces Andrea Bearzi, Alejandro Rodríguez Rey y Cristian Toto consideraron un agravante el hecho de que la mujer era una de las encargadas de la educación de una de las víctimas. “La mujer ofrecía borrarles faltas a las adolescentes a cambio de que accedan a un trío sexual con ella y su pareja”, aseguró la fiscal. También a ella le imputaron el delito de grooming, por contactar por Facebook a una de las chicas -que no era su alumna- con la excusa de formar una equipo de fútbol femenino. “Le decía que mandara fotos de cuerpo entero, ‘Que se te vea el escote’, le decía. El propósito era cometer un delito contra su integridad sexual”, detalló la fiscal. Según la denuncia, los abusos ocurrieron entre octubre y noviembre de 2015 en la casa de Luis Gabriel Sili, de 41 años.

Otra denuncia que no prosperó

La pareja llegó a juicio por dos casos de abuso y uno de rapto; y terminó condenada solo por los dos abusos, ya que el otro delito no fue considerado probado por los jueces. “La denunciante del rapto relató en una de las audiencias que logró escapar de la puerta de la casa de los abusadores, desde donde la mujer insistía en hacerla entrar. Lo que sucedió es que la chica llegó en el auto de la preceptora hasta su casa, la mujer no logró intimidarla ni convencerla y tuvo que llevarla de nuevo a su casa. Por eso esa chica técnicamente no fue raptada desde la ley”, explicó la fiscal Barroso. La denuncia de esa chica no pudo concretarse, pero dio lugar a la aparición de las otras acusaciones.

Fuente:

¿Qué te pareció esta noticia?

Noticias Relacionadas

Deja tu comentario


Lo Más Leído