Conmoción política por la fuga de tres homicidas

Son los culpables del narcocrimen que salpica a Aníbal Fernández.

Buenos Aires.- Tres presos condenados a prisión perpetua en Argentina por homicidio se fugaron ayer de una cárcel de máxima seguridad, desde la que meses atrás habían denunciado que el autor intelectual de los asesinatos era Aníbal Fernández, por entonces jefe del gabinete de ministros del gobierno de Cristina Fernández de Kirchner.

Los hermanos Cristian y Martín Lanatta y Víctor Schillaci estaban presos por los crímenes de los empresarios Sebastián Forza, Damián Ferrón y Leopoldo Bina, cuyos cuerpos fueron hallados el 13 de agosto de 2008 en una zona despoblada de la localidad de General Rodríguez, unos 50 kilómetros al oeste de la ciudad de Buenos Aires.

Las víctimas, ejecutadas a balazos, estaban involucradas en el tráfico de efedrina, que se utiliza para la fabricación de drogas sintéticas como la metanfetamina. Por esos homicidios se condenó en 2012 a prisión perpetua a los hermanos Lanatta y a Schillaci, los tres presos que ayer a la madrugada se fugaron de la cárcel de General Alvear, en la provincia de Buenos Aires.

A inicios de agosto pasado, previo a las elecciones primarias para elegir a los candidatos a presidente y a gobernadores, Martín Lanatta acusó a Aníbal Fernández en una entrevista televisiva y lo vinculó al tráfico de efedrina. Hasta entonces, Lanatta había negado durante seis años cualquier vínculo con el jefe del gabinete de ministros de Fernández de Kirchner.

"Quien dio la orden (de la matanza) fue Aníbal Fernández", dijo Lanatta, que días después ratificó la denuncia ante la Justicia, y agregó: "Forza (el empresario asesinado) fue un estorbo para el negocio vinculado con el precursor químico" efedrina.

Fernández, que además era precandidato a gobernador de la provincia de Buenos Aires, rechazó la denuncia al señalar que era "ciento por ciento mentira" y que se buscaba perjudicarlo. "El objetivo directo es que yo no llegue a la (gobernación de la) provincia de Buenos Aires", afirmó.

Finalmente, Fernández perdió las elecciones a gobernador a manos de María Eugenia Vidal, una de las protagonistas del Gobierno de Buenos Aires en los últimos años durante la gestión de Mauricio Macri, actual presidente y líder de la alianza Cambiemos, que ganó las elecciones del 22 de noviembre.

En aquel momento, Macri (centroderecha) había dicho que era "muy grave" la denuncia y pidió que "la Justicia actúe y rápido". "El tema del narcotráfico en la Argentina está más que planteado: el narcotráfico dispone de muchos recursos, llega y se mete en el sistema político, en el sistema judicial y las fuerzas de seguridad", había alertado. El gobierno bonaerense, encabezado por Vidal, dispuso la remoción de toda la cúpula del Servicio Penitenciario Bonaerense (SPB) por la fuga de los tres hombres del penal de General Alvear.

"Lograron escapar a las tres de la mañana vistiendo ropas oscuras utilizadas comúnmente por personal del servicio penitenciario, tras amenazar con un arma de fuego (de juguete) a la guardia", indicaron las fuentes.

Dos millones de recompensa

El ministro de Seguridad bonaerense, Cristian Ritondo, ofrecerá $2.000.000, la máxima recompensa posible que permite la ley, para quienes aporten datos de los principales prófugos del país, los hermanos Martín y Cristian Lanatta y Víctor Schillaci, condenados a cadena perpetua por el Triple Crimen de General Rodríguez. En la "cacería humana" trabajan tres helicópteros y 600 agentes de la Bonaerense, a los que se sumaron el Grupo Halcón, la Policía Federal, la Agencia Federal de Inteligencia (ex SIDE) e Interpol. También se puso custodia a los familiares de las víctimas.

Fuente:

¿Qué te pareció esta noticia?

Noticias Relacionadas

Deja tu comentario

Lo Más Leído