LMNeuquen Destino

Cosa del "destino": la foto del Huevo a su amigo y la increíble coincidencia

Gabriel Rouret, íntimo de Acuña y uno de sus primeros DT, cuenta a LMN una anécdota a partir de una imagen que el crack le envió estos días.

El fútbol los unió. La vida los tornó inseparables. Gabriel Rouret es un abogado fana de San Lorenzo que lo dirigió al Huevo Acuña en sus inicios. El crack zapalino lo considera una de las personas de mayor confianza, una suerte de confidente. Y tienen juntos numerosas vivencias y anécdotas.

“Como siempre feliz, uno se siente parte un poco de todo ese proceso que va llevando Marcos en su gran carrera profesional. Cada vez va creciendo más. Me lo imagino jugando contra el Barsa, contra el Real, contra el Atlético Madrid... Partidos espectaculares y se me eriza la piel", se emociona el Gaby, que le sacó el jugo al zurdo volante cuando daba sus primeros pasos en las canchitas de Zapala.

Te puede interesar...

"Ojalá que cuando termine esto podamos viajar. Tengo la suerte de que mi hijo vive en Granada, a 200 kilómetros de Sevilla. Seguramente se van a ver, es muy emocionante todo esto, muy lindo. Los que somos futboleros no lo podemos creer y menos los que lo conocemos y queremos tanto”, agrega el profesional, que hace unos meses perdió a su papá y al menos lo de Marquitos le sacó una sonrisa.

image.png

No descarta reflotar la famosa cábala que dio resultado durante años: cargarle crédito al celular del Huevo y llamarlo previo a cada encuentro, en especial los importantes. “Lo del teléfono no lo volvimos a hacer pero en una de esas lo recuperamos...", avisa con picardía.

Lo que sí, se luce con una anécdota ligada a esas cosas del destino, a una coincidencia asombrosa, ¿a una señal?.

"Creo mucho en las casualidades, en esta vida me parece que hay alguien que maneja los piolines desde arriba por cómo se dan las cosas. Resulta que cuando arranqué con el tema del fútbol jugábamos en el CEF (Centro de Educación Física) de Zapala, que ahí también integraba el equipo mi hijo Marcos. Como no teníamos indumentaria para los pibes, le pedí a un amigo que viajó a Buenos Aires que me trajera un juego de camisetas. En ese momento estaba de moda el Badajoz de España, que había comprado el cuervo Tinelli así que me consiguió esas. Jugábamos con la blanca y negra", explica el ex entrenador y confidente de Acuña.

image.png

Y le pone el broche de oro a su imperdible relato. "Hace un montón de años de eso. Resulta que ayer, cuando el Huevo iba camino a Sevilla para hacer la revisión médica me mandó una foto con un cartel de fondo, en plena autopista... No sé si se fue de Lisboa en avión a Madrid y de ahí a Sevilla en auto... Lo asombroso es que en la foto el cartel no decía Sevilla sino que aparece el nombre de Badajoz, de la región. Marcos quizá no lo relacionó. Pero a mí me hizo acordar a aquellos tiempos tan lindos. Increíble", redondea Rouret.

Amigos de toda la vida. Porque ambos son buena gente y agradecidos. Y porque así lo quiso el destino...

Lo más leído

Leé más

¿Qué te pareció esta noticia?

17.241379310345% Me interesa
70.689655172414% Me gusta
5.1724137931034% Me da igual
5.1724137931034% Me aburre
1.7241379310345% Me indigna

Noticias relacionadas

Dejá tu comentario