LMNeuquen Pacífico

Crisis: conocido goleador ex Deca y Cipo la pelea como albañil

Jesús Molina brilló en Pacífico y saltó al Albinegro. Ahora quedó libre en Huracán de Comodoro, vendió hasta muebles y la lucha por su hijita.

Jesús cree en Dios y confía en salir adelante pese a todas las dificultades. Molina es el delantero que en 2017 la rompió en Pacífico y captó el interés de Cipo, donde no logró repetir sus hazañas. Por la pandemia, quedó libre de su último club, Huracán de Comodoro Rivadavia, que jugaba el Regional Amateur, pero sigue en esa ciudad ya que la familia de su señora está radicada allí. Eso sí: cambió la camiseta por el mameluco y se defiende de albañíl. Hasta vendió muebles que le habían quedado en Neuquén por la crisis y para que a su hijita Alma (“está terrible”) no le falta nada.

“Afectó mucho la pandemia. No tenía otro ingreso que no sea el del fútbol y me mató. Gracias a Dios la estoy peleando, con un amigo, Carlos Romero, que me está dando una mano terrible. Soy su ayudante, contento. Y la familia de Micaela, mi señora, siempre nos apoya, vivimos en su casa con nuestra hijita y no nos piden nada”, confesó agradecido el atacante.

Te puede interesar...

Tuvo que empezar de cero dada las circunstancias y urgencias. “Carlos hace paredes de yeso o cieloraso. Yo no sabía nada. En mi vida había laburado, siempre jugué al fútbol. Pero cobré la mitad de marzo en el club y se cortó. Tuve que vender muchas cosas que tenía en Neuquén, las liquidé todas para sobrevivir. Fue triste pero es la vida y hay que seguir”, reveló el sanjuanino de 25 años que es muy querido en el Deca.

“En estos momentos malos es donde se ve la gente buena, que vale la pena. La familia de mi señora, mi familia, mi compadre Lucas, Carlos, el del laburo. Para tirarme unos pesos por semana me lleva, él capaz que podía hacerlo solo o contratar otro de experiencia. Por lo menos no estoy parado”, destacó la solidaridad de su patrón. “Cuando salió la oportunidad de Huracán, cerraba por todos lados porque mis suegros viven acá. Gracias a Dios todo bien, lástima que con la pandemia se cayó todo y quedé libre”, explicó el “7”.

image.png

Nostalgias y ganas de volver

Lo mejor de su carrera lo vivió en Pacífico. Se enamoró de la zona. Y quiere regresar al Alto Valle. “En Pacífico viví un año hermoso, recuerdo que en 2017 me hicieron nota porque era el goleador del año en la región. En el Federal anduve bien con el Decano. La pasé bárbaro, fue muy bueno en mi carrera. Alcancé un nivel muy alto, me llamaban de todos lados, hasta de B Nacional. Y sueño con recuperar eso”, recordó con emoción.

Federal C: La Amistad 1 - 3 Pacífico (goles)

También le gustaría una “revancha” en el Capataz. “En Cipo creía que iba a volver pero no se dio por una u otra cosa. Me quedó una espina. Me gustaría volver y tener oportunidades y revancha. Un club muy grande, es emocionante jugar en esa cancha”, aseguró. Y reiteró su deseo: “Pasé tres años maravillosos en el Alto Valle. Tuve propuestas para ir a La Amistad e Independiente pero no se concretó. Ojalá Dios quiera que pueda regresar”. Y admitió cuál fue la conquista que más recuerda: “El segundo que le hice a La Amistad en la semi del Federal C, fue un golazo y en una instancia clave”. Molina, el goleador que se pone el overol.

Parroni, su gran socio en ataque también la lucha

Cuando comenzó la pandemia también comentamos la historia de Gabriel Parroni. El Pela fue uno de los que mejor se entendió dentro del campo con Molina en Pacífico. Hoy en Atlético Neuquén, trabaja de barrendero municipal. Otro crack.

image.png

El elogio de su ex entrenador

"Los recuerdos que deja Molina en el club son todos positivos desde el aspecto deportivo. Nos ha rendido siempre mucho, fue uno de los refuerzos que mejor anduvo acá. Nosotros habíamos hablado para traerlo para la Copa Neuquén, Rodrigo Canales lo conocía. Yo lo había visto solo por videos. Llegó un martes lo vi jugar 10 minutos y le dije a los directivos, arreglen porque es un jugadorazo. Eso fue el martes y el sábado jugamos", asegura Gabriel Lineares, entrenador de Pacífico que dirigió a Jesús.

"No pudo jugar el Federal B con nosotros porque se fue a Cipolletti, lo hubiéramos necesitado. Pero cuando volvió también rindió, siempre se brindó para el equipo. Muy humilde, trabajador, serio, responsable y comprometido con el club. Un gran pibe", redondeó su elogio el técnico.

Lo más leído

Leé más

¿Qué te pareció esta noticia?

63.157894736842% Me interesa
15.789473684211% Me gusta
15.789473684211% Me da igual
5.2631578947368% Me aburre
0% Me indigna

Noticias relacionadas

Dejá tu comentario