El clima en Neuquén

icon
26° Temp
26% Hum
LMNeuquen Turf

Cuando Falero, el Maradona burrero que se retira, pensó que "me moría"

El jockey uruguayo, uno de los deportistas que más Olimpias de Plata ganó, recordó un escalofriante accidente del que pensó que no zafaba. Además, a pocos días del adiós, pidió que se lo recuerde "como un hombre de palabra".

Pablo Gustavo Falero acaba de cumplir 53 años, pero su tema principal en estos días, con la cuota de melancolía lógica de toda despedida, será el de su retiro de las pistas: el próximo sábado correrá su último Gran Premio Carlos Pellegrini del hipódromo de San Isidro. El as oriental espera que lo recuerden como “un hombre de palabra” y no duda al poner una fecha clave en su carrera y es la del momento más difícil en los 28 años que lleva en la Argentina como jockey de primera línea: "Fue el 7 de febrero de 1998".

"Ese día fue de terror. Un potrillo se boleó, me tiró contra la empalizada y se me cayó encima. Estaba (el cuidador Juan Carlos) Maldotti, pobre, y no sabía qué hacer. Fue en la cuarta pista de ensayos de San Isidro y pensé que me moría ahí", recuerda Falero ante Télam con la emoción en los ojos.

Te puede interesar...

"Fueron tres fracturas de vértebras cervicales. El doctor Eduardo Zancolli me dijo 'mire, Pablo, estamos ante una grave situación y hay que operar rápido'. Así fueron esos días", agregó quien ganó más de 9.000 carreras, ganó 16 estadísticas de Palermo y San Isidro; y también 11 Olimpia de Plata, el premio que otorga el Círculo de Periodistas Deportivos.

La operación duró 9 horas. "Y en esas 9 horas, Dios estuvo conmigo. Cerré los ojos y dejé que el doctor trabajara. A los 9 meses volví a correr", dice ahora con una sonrisa.

El regreso a las pistas con público en las tribunas fue el 7 de noviembre: "Volví a correr en San Isidro y gané con la yegua Delivery. Había una bandera en la Tribuna Especial que decía 'Estamos con vos, Pablo'. Era un grupo de uruguayos que se vinieron para darme su apoyo".

"Entonces sentí que era el mejor día de toda mi vida. Cuando salí de casa para ir hasta el hipódromo le dije eso a mi mujer, Patricia. Ella me abrazó, me dio un beso y yo salí hacia San Isidro", dice el jinete que el sábado se retirará en ese mismo hipódromo.

"Yo sentí que ahí estaba Dios. Siempre estuvo Dios. Muchas veces en la pista de ensayos, a las 5 de la mañana, en medio de una gran soledad y con un caballo a 60 kilómetros, yo he sentido la presencia de Dios", subraya su fe el jinete oriental.

"Por eso creo que ese 7 de noviembre fue el mejor día de mi vida. Los otros fueron triunfos, grandes victorias, pero aquel trance me marcó a lo largo de la vida", insiste Falero en la entrevista que concedió a Telám.

Carlos Delfino on Twitter

“Es algo tan delicado y tan grave que no se lo puedo ni explicar. Si el doctor se equivocaba -porque cualquiera puede equivocarse- o algo no salía bien, me podía haber quedado paralítico o algo así. Ese día volví a vivir”, afirma.

El retiro y el mensaje

"No me arrepiento de la decisión de dejar de correr. Lo hago ahora porque los reflejos están óptimos, en su mejor momento. Es verdad que me siento estupendo, que estoy corriendo bien y que muchos colegas me han pedido que siga corriendo. Se los agradezco pero yo dije que me iba en el 2019 y acá estoy, cumpliendo la palabra", asegura Fafá.

Por último, un mensaje. ¿Cómo me gustarían que me recuerden?: "Por lo que fui abajo del caballo. He sido muy trabajador y hombre de una sola palabra". Pablo Gustavo Falero, el para muchos mejor jinete de la historia se retira. Pero su leyenda continuará...

LEÉ MÁS

El polémico video de Maradona retando a niños que le piden un autógrafo

Rojo-Gallo, a final única con las dos bandas

Lo más leído

Leé más

¿Qué te pareció esta noticia?

0% Me interesa
0% Me gusta
0% Me da igual
0% Me aburre
0% Me indigna

Noticias relacionadas

Dejá tu comentario