El clima en Neuquén

icon
20° Temp
42% Hum
La Mañana estudiantes

Cuánto le cuesta vivir y estudiar a un universitario en Neuquén

El centro de estudiantes de la Facultad de Ingeniería de la UNCo realizó el cálculo. Con el regreso de las clases presenciales, muchos alumnos deberán mudarse a otras ciudades.

Aunque la educación virtual representó un desafío a la hora de continuar con los estudios universitarios, la suspensión de las clases presenciales en la Universidad Nacional del Comahue (UNCo) también se tradujo en una fuente de ahorros para muchas familias de la región, que ya no tuvieron que enfrentar los altos precios del alquiler y el costo de vida de los estudiantes que se instalan en ciudades aledañas. Un relevamiento de los propios alumnos determinó que una persona necesita entre 50 mil y 73 mil pesos mensuales para vivir y trabajar fuera de la casa familiar.

Según un relevamiento realizado por el centro de estudiantes de la Facultad de Ingeniería de la UNCo, el valor mensual que invierte cada familia para sostener a los hijos que estudian depende en gran medida de la ciudad que se elija para vivir, y eso se ata a la presencia de las facultades repartidas en distintas localidades de Río Negro y Neuquén. En ese sentido, aclararon que Neuquén capital es la más cara para que se instalen los alumnos, aunque también es la ciudad con mayor oferta de carreras de grado.

Te puede interesar...

El análisis se realizó en base a 9 categorías, donde la vestimenta y el alquiler representan el mayor desembolso de dinero para los alumnos. Según calcularon, un estudiante debe invertir 27 mil pesos mensuales en vestimenta, aunque este gasto dependerá de la cantidad y calidad de prendas elegidas. En segundo lugar se posiciona el gasto del alquiler, que representa unos 25 mil pesos mensuales en Neuquén, pero baja de precio si se eligen otras ciudades de la región.

Los gastos estudiantiles también engrosan el total, con 1500 pesos mensuales destinados a pagar las fotocopias y unos 3 mil pesos por mes para el gasto en útiles escolares. Por otro lado, los estudiantes también deben gastar unos 2 mil pesos mensuales para abonar la factura de Internet, que también es un insumo fundamental para sus estudios.

Entre otros gastos se incluyen los servicios como luz, gas y agua que, sumados, representan un gasto total de 9700 pesos, aunque estos valores siempre dependerán de los consumos y el tipo de vivienda donde se aloje cada estudiante. Por otro lado, se calculó un gasto mensual de 5 mil pesos en alimentos.

De esta manera, un estudiante que viva en Neuquén capital deberá invertir al menos 73 mil pesos mensuales para sostener su tránsito por la universidad. El número se reduce si elige vivir en Plottier, donde se necesitan 64 mil pesos, o en Centenario, donde se requieren 57 mil pesos por mes.

En Cincos Saltos, en la provincia de Río Negro, el cálculo fue de 65 mil pesos mensuales, mientras que Cipolletti se deben invertir 63 mil. En Villa Regina, el costo de vida mensual es de 67 mil pesos, en General Roca, de 50 mil, y en Fernández Oro, de 63 mil.

De esta manera, los estudiantes determinaron que General Roca es la ciudad más económica para vivir como estudiante, una localidad donde la UNCo ofrece las carreras de Abogacía, Inglés, Servicio Social y Comunicación Social. Por otro lado, Neuquén capital es la ciudad más cara, y allí se pueden estudiar un gran número de carreras de grado, que incluyen Ciencias Económicas, Turismo, Medio Ambiente, Informática, Humanidades e Ingeniería, entre otras opciones.

Desde el centro de estudiantes señalaron al costo del alquiler como el principal factor que impide la continuidad de los estudios universitarios, por lo que consideraron que es importante que la institución brinde becas de residencia con el fin de reducir el valor total de la canasta estudiantil.

Aunque la flexibilización de las restricciones sanitarias permite retomar las actividades presenciales en la universidad, las autoridades de la UNCo señalaron que, por ahora, se proyectó un modelo híbrido que combine las actividades en el aula con tareas a través de sistemas informáticos, a partir de los aprendizajes adquiridos durante la pandemia para adaptarse a esta tecnología.

Si bien la universidad pública no exige el pago de una cuota mensual, la localización de la carrera elegida en una ciudad diferente a la que los universitarios habitan junto a su familia también juega un rol preponderante a la hora de optar por una vocación. En ese caso, muchos alumnos terminan por elegir otras disciplinas para estudiar o se vuelvan a las universidades o institutos privados, donde deben pagar una cuota pero no todos los gastos que implica alquilar y vivir en otra ciudad.

En otros casos, los estudiantes buscan alternativas para mudarse y ahorrar lo más posible en los gastos mensuales. De esta manera, apelan a distintas estrategias como la posibilidad de vivir en hostels o pensiones, de compartir la vivienda o de acceder a becas de ayuda económica por parte de la propia universidad para reducir el impacto que tienen sus gastos de estudio en la economía familiar.

Lo más leído

Leé más

Noticias relacionadas

Dejá tu comentario