¡De fierro! Ayudaron a que armara el auto sobre la hora y ganó

Le pasó a Paolo Angeloni en el Rally Neuquino. Una historia de amigos, solidaridad y pasión.

Las carreras de autos tienen ese folcklore, ese encanto especial, esa inexplicable pasión tuerca que solo los amantes de los fierros comprenden. Historias así la ilustran mejor que las palabras.

Se sabe que el piloto Paolo Angeloni se adjudicó la última prueba de la clase A6 del Rally Neuquino que se disputó en Chos Malal. Lo que pocos conocen es la hermosa historia que hay detrás de ese triunfo, que sin dudas lo hacen especial, dicho esto por el propio héroe y también por su navegante, Aldo Rodríguez.

Te puede interesar...

“Se nos había complicado la preparación, pensamos que no llegábamos. Faltando 6 o 7 días entró el auto pelado, sin nada al taller. Nos reunimos con los muchachos y se comprometieron a ayudarnos desinteresadamente. Todos tienen trabajos y obligaciones, pero estuvieron al pie del cañón, laburando 6 o 7 horas acá conmigo. Hubo noches que nos fuimos a acostar de madrugada, cansados y transpirados, sucios de estar revolcados en el suelo ajustando detalles”, comenzó su imperdible relato a LM Neuquén Angeloni, de 35 años y uno de los animadores del campeonato con su binomio (marchan terceros en la general).

P28-F01B-DEPO(SCE_ID=347350).jpg

Cuando menos tiempo había, más generosos y solidarios fueron sus amigotes. “Teníamos que salir el viernes a la madrugada y cortamos clavos, rezos incluidos, pero en un esfuerzo titánico de Ramiro García, Jorge Ríos, Carlos Bals, Antonio Rodríguez y Fabián, quienes hicieron las veces de mecánicos, electricistas, otro se encargó de la caja, pudimos terminarlo justo al Ford K para emprender el viaje”.

Y la aventura tuvo final feliz porque fue con triunfo: “Los muchachos se quedaron acá pero estuvieron pendientes y fue un gran festejo en el grupo del celu y obvio que luego metimos un asado imperdible”. Tan memorable como la hazaña de Angeloni-Rodríguez. Amigos son los amigos.

LEÉ MÁS

Matías Castro: "Gracias al fútbol conocí el mundo"

El neuquino Agustín Hernández fue clave para sumar una nueva medalla para Argentina

El sueño de Rubens Sambueza: jugar con su hermano

Fuente:

¿Qué te pareció esta noticia?

Noticias Relacionadas

Deja tu comentario


Lo Más Leído