De la ilusión a un millo partido al medio

Triste final. Tras el golpe que le aplicó el Barça (uno de Messi y dos de Suárez), poco quedará del rey de América. Se van Kranevitter y Sánchez.

Tokio.- Las lágrimas de Matías Kranevitter conmueven. A su lado, el rostro serio de Carlos Sánchez dice más que mil palabras. Dolor e impotencia por no poder hacerles más fuerza a los mejores del mundo. Tristeza por una amarga despedida. El duro golpe que le aplicó un lujoso Barcelona al equipo de Núñez, goleándolo 3 a 0 en la final del Mundial de Clubes, marcó prácticamente el final del equipo que se coronó campeón de América. Ya se habían ido Ramiro Funes Mori, Teo Gutiérrez, Germán Pezzella y Fernando Cavenaghi. Y ahora el Millo perderá a Krane y al volante uruguayo, por lo que se le debilita el mediocampo y termina de desarmarse la estructura del elenco que le devolvió la grandeza a un club que vivió, no hace mucho, su peor momento histórico. Vendrán otros jugadores de reemplazo, pero el recambio marca un antes y un después. Un Barça genial estableció el final de un gran River que hizo un papel digno hasta donde pudo y luego fue desbordado por la máquina culé.

"Este torneo lo disfruté mucho desde el primer día que llegamos a Japón. Cuando uno ve todo lo que se genera al estar acá, debe valorarlo, más allá de que hoy queríamos ganar".Marcelo Barovero Arquero de River


"River fue un digno rival. Fue valiente, pero a nuestro nivel era casi imposible ganarnos. Hemos conseguido un quinto título, lo que era un objetivo. Ahora toca disfrutar en familia".Luis Enrique Entrenador del Barcelona

Rendido a los pies de Messi y Cía.

Al final jugó y fue decisivo. Lionel Messi abrió la cuenta cuando el partido aún era parejo y luego el Pistolero Suárez, un animal del área, selló la goleada.

El primer tiempo fue entretenido con un River que comenzó presionando al Barcelona e intentó salir rápido. Con el correr de los minutos el equipo español empezó a tener el dominio de la pelota y a los 10 avisó Messi tras un pase de Iniesta, un atento Marcelo Barovero le tapó el tiro.
La impaciencia de River empezó a hacerse notar, ya que no lograba recuperar el balón ante un rival que con su tranquilidad habitual logró ponerse en ventaja a los 36 minutos y por medio de una gran jugada colectiva que definió Messi al palo izquierdo del arquero, tras acomodar presuntamente el balón con el brazo. Polémico.

El equipo que le devolvió la grandeza a River se desarmará. Hizo lo que pudo ante un Barça genial.

Pero el Barça despejó dudas con la abrumadora superioridad del complemento. Luis Suárez, cuándo no, se redimió por partida doble tras fallar una clara chance en el final del primer tiempo. A los 3 minutos Sergio Busquets cortó un mal pase de Sánchez, la pelota la recibió Luis Suárez, encaró hacia el área y definió. Y a los 21 Neymar mandó un centro desde la izquierda y Suárez, con un cabezazo perfecto al ángulo derecho, puso el 3 a 0. Partido liquidado. El Barça se lució, erró goles y el campeón de América llegaba a su final. Igualmente fue digno lo de este equipo, que volvió a poner a River en los primeros planos. No es poca cosa, por más que ayer quedara "partido al medio" en todo sentido.

Fuente:

¿Qué te pareció esta noticia?

Noticias Relacionadas

Deja tu comentario

Lo Más Leído