Delpo, a todo o Nadal: va por más gloria y la plata

Cerca de las 14, ante Rafa. Si gana, buscará el oro.

río de Janeiro.- Cada paso de Juan Martín del Potro en Río de Janeiro contagia y emociona. Conmueve ver a la Torre mirando al cielo y envuelto en lágrimas. Y no es para menos si está a un pasito de pelear por la medalla de oro tras vencer ayer al español Roberto Bautista Agut por 7-5 y 7-6 (4) para meterse en la semifinal, donde se cruzará con otro top ten (ya bajó a Djokovic en el debut): el español Rafael Nadal (Nº 5).

Llegará con el combustible en reserva, es cierto (quinto partido en siete días, 12 horas, 29 minutos de juego considerando los dos partidos del dobles con Machi González), pero el corazón y la ilusión estarán intactos.

El partido se jugará cerca de las 14 después del otro cruce entre Andy Murray (le ganó a Steve Johnson por 6-0, 4-6 y 7-6 (7/2) y Kei Nishikori (a Gael Monfils, 7-6(4) 4-6 y 7-6(6).

"Ni a palos pensaba estar en las semifinales, mucho menos viendo el sorteo inicial. De hecho me cuesta entender mucho lo que estoy viviendo”. “Me pasaron muchísimas cosas por la cabeza y me largué a llorar. Sinceramente, pocas personas tienen el honor de sentirlas y lo vengo haciendo dentro de la cancha”. Juan Martín del Potro. La emoción del tandilense

El tandilense sabe que lo hecho hasta aquí tiene un gran mérito, pero quiere más y por eso ayer le tiró toda la presión al español: “No me imaginaba estar ni cerca de estos días compitiendo. En otros momentos no sacaba adelante estas situaciones, y por eso me cuesta contener las lágrimas. Espero que sea día a día mejor. Ahora me tocan los partidos complicados. Rafa es el que tiene que ganar. Espero estar a la altura de las circunstancias”.

El historial de Nadal y Del Potro muestra nueve victorias para el español (una por no presentación) y cuatro para el argentino. En el Masters 1000 de Shanghái, en 2013, se enfrentaron por última vez. Fue en la semifinal. Y Juan Martín del Potro le ganó al mallorquín. Después no volvieron a estar frente a frente. Fueron tres años, entre lesiones de uno y otro. Hoy volverán a hacerlo. Ojalá que la historia se repita y Delpo dé otro paso gigante hacia su gran sueño.

Fuente:

¿Qué te pareció esta noticia?

Noticias Relacionadas

Deja tu comentario

Lo Más Leído