Delpo(rtivo) aguante sigue su racha en Río

Juan Martín logró otra victoria en singles a pesar del escaso tiempo de descanso. En dobles, no alcanzó ante la dupla española.

RÍO DE JANEIRO

“Alma, corazón y vida, esas tres cositas nada más te doy. Como no tengo fortuna, esas tres cosas te ofrezco: alma, corazón y vida y nada más”. La letra del clásico vals criollo, compuesto por el peruano Adrián Flores Alván, resume las 24 horas de Juan Martín del Potro que, tras ganar el domingo un partido memorable al número uno del mundo, Novak Djokovic, ayer logró otra peleada victoria frente al portugués João Sousa (36º). Una hora después, disputó el dobles junto a Máximo González contra, nada más ni nada menos, que Rafael Nadal en dupla con Marc López.

“No es fácil recuperarme después de dos partidos seguidos, pero me sorprende el nivel de juego que tengo”, dijo el propio Delpo, que ayer venció al lusitano Sousa por 6-3, 1-6 y 6-3.

La Torre de Tandil afrontó el partido con los atributos de su muy buen servicio y su formidable derecha desde el fondo, pero con menguadas reservas físicas por lo del domingo ante el número uno del mundo.

Como si fuera poco, se programó el partido a las 14, una hora para exprimirle las energías que le quedaban si el partido se extendía, lo que finalmente sucedió.

Por eso debió dosificar el esfuerzo y terminó dejando correr el segundo set, como él mismo reconoció a la prensa tras el partido.

El primer set se lo llevó el argentino en 44 minutos, quebrando el saque del portugués cuando estaba 4-3 arriba, para ponerse 5-3 y definir el parcial con su servicio. Antes se habían quebrado mutuamente manteniendo la paridad.

El segundo parcial fue todo de Sousa ante el estatismo de Del Potro. Tras el uno iguales, el lusitano se llevó cinco games al hilo para ganar el set con un contundente 6-1 en apenas 32 minutos.

6 horas y media de competencia tuvo la Torre de Tandil, con apenas 14 de descanso.

Pero los grandes jugadores se diferencian de los buenos en los momentos más duros.

Del Potro se agrandó en la adversidad, mantuvo su servicio, aprovechó la desconcentración de Souza y lo quebró cuando estaba 3-2 arriba para ponerse 4-2, luego 5-2 con su saque y con la última gota llegar al 6-3 que le posibilitó comprar el pasaje a octavos de final en una hora y 28 minutos.

Aún sin poder entender lo que vivió el domingo ante Djokovic (“Me hicieron sentir que fue una victoria más grande que la del US Open”, dijo) y la transpiración sin secar del partido con Sousa, salió hacia otra cancha para encarar el desafío de dobles. El cansancio tuvo sus efectos y la dupla nacional cayó ante Nadal-López por 3-6, 7-5 y 2-6.

Ahora Delpo tendrá la cabeza enfocada de lleno en su participación individual y el sueño de una medalla. Mañana enfrentará al japonés Taro Daniel.

Fuente:

¿Qué te pareció esta noticia?

Noticias Relacionadas

Deja tu comentario

Lo Más Leído