El clima en Neuquén

icon
11° Temp
46% Hum
La Mañana Dibu Martínez

Bernardo Silva siguió el consejo del Dibu Martínez pero quedó en ridículo

El jugador del Manchester City remató al medio luego de que su arquero atajara el penal de Modric, pero Lunin le adivinó la intención. La táctica que Dibu Martínez le recomendó a Enzo Fernández en el Mundial no le funcionó al portugués.

Dibu Martínez es uno de los arqueros que mejor domina la escena en el mundo. Además de ser muy bueno durante los partidos, en el último Mundial que Argentina ganó en Qatar fue determinante en los penales. En una de las definiciones, el guardameta albiceleste le recomendó a sus compañeros que después de que él atajara uno de los remates, el siguiente fuera al medio, ya que sus colegas suelen tirarse a una de las puntas en esa situación.

Aquella vez, contra Países Bajos, Leandro Paredes cruzó su remate y evitó la respuesta de Andries Noppert, pero al disparo siguiente, Enzo Fernández ejecutó el tercero y repitió la elección de Paredes. Ese disparo fue el cuarto y salió desviado, cuando de haber sido convertido sentenciaba la serie. "Al medio, pelot..." le dijo el Dibu al volante argentino después de pasar a semis de Qatar 2022.

Embed

En la definición del miércoles entre Manchester City y Real Madrid hubo una situación similar. Julián Álvarez abrió la serie con gol y Ederson le tapó el primero de la visita a Luka Modric. Entonces llegó el turno de Bernardo Silva, quien no miró demasiado al arquero e intentó engañarlo con un remate colocado al medio del arco, a la altura del pecho.

Sin embargo, la ejecución del portugués no tuvo efecto sobre Lunin, que lo esperó hasta último momento sin moverse y contuvo el débil disparo con asombrosa facilidad para la instancia que se estaba jugando. Generalmente, los remates que van al medio se patean con más fuerza para evitar que el arquero lo ataje de manera sencilla en caso de adivinar la intención. Es decir, Bernardo Silva no le puso condimento a su táctica, simplemente tomó carrera y eligió pegarle al medio pensando que el arquero estaría tirándose para algún lado.

Ese fue el momento bisagra en la definición, porque la mínima ventaja que había logrado Ederson con su atajada a Modric se diluyó rápidamente y cuando Mateo Kovacic volvió a encontrarse con Lunin la balanza se inclinó para el lado del Real Madrid.

Embed

Ninguna de las ejecuciones siguientes fue al medio y en la mayoría de ellas los pateadores miraron al arquero antes de llegar al balón. El último lo anotó Rudiger para determinar la clasificación del Merengue a semifinales de Champions League y la eliminación del último campeón.

Es evidente que las recetas son relativas para este tipo de definiciones donde la templanza, la personalidad, la confianza y hasta el azar juegan su partido en cuestión de segundos. También es claro que hay arqueros y futbolistas que se sienten más cómodos desde los doce pasos que otros.

Así fueron los penales en la Champions

Julián Álvarez abrió el pie derecho y engañó a Lunin con mucha calidad: 1-0.

Modric cruzó su remate de derecha pero no pudo con Ederson.

Bernardo Silva eligió tirarla al medio y a media altura y Lunin la agarró sin problemas.

Bellingham esperó que Ederson eligiera un palo y la acarició cruzando el penal: 1-1.

Kovacic eligió pegarle fuerte y cerrado, pero Lunin se tiró a su derecha y se lo atajó.

Lucas Vázquez pateó parecido a Bellingham y dejó sin chances a Ederson: 1-2.

Foden abrió la zurda y le cambió el palo al arquero para igualar: 2-2.

Nacho hizo lo propio con la derecha y Ederson no salió en la foto: 2-3.

Ederson tomó la responsabilidad y anotó pese a que su colega le adivinó el lugar 3-3.

Rudiger se hizo cargo del último penal de la tanda y con un derechazo cruzado abajo metió al Real Madrid en semifinales, eliminando al último campeón.

Te puede interesar...

Lo más leído

Leé más

Noticias relacionadas

Dejá tu comentario