El clima en Neuquén

icon
10° Temp
43% Hum
La Mañana Talleres de Córdoba

La hiriente frase de un ex delantero de River a un rival

Federico Girotti, que ahora la rompe en Talleres, que se clasificó a octavos de final de la Copa Argentina, tuvo un picante duelo con un defensor de Colón.

Talleres de Córdoba da pelea en todos los frentes. En la noche del jueves superó superó 1-0 a Colón de Santa Fe y avanzó a los octavos de final de la Copa Argentina, instancia en la que podría enfrentarse a Boca, si el Xeneize gana su próximo encuentro contra Almirante Brown.

El equipo cordobés dirigido por Water Ribonetto está en un momento sensacional que lo encuentra dando batalla en las tres competencias que está disputando. En la mencionada Copa Argentina, pero también en la Liga Profesional de Fútbol, que la tiene como uno de sus líderes tras cuatro fechas y en la Copa Conmebol Libertadores, en la que enfrentará en octavos de final nada menos que a River.

Embed - https://publish.twitter.com/oembed?url=https://twitter.com/TyCSports/status/1798883352222503388&partner=&hide_thread=false

Contra Colón el partido se jugó en la cancha de Newell’s, con público de ambos clubes, y Talleres lo ganó bien con gol de Federico Girotti, a los 48 minutos del primer tiempo, de cabeza. El tanto de la victoria llegó en un momento en que los equipos no se estaban sacando ventaja, pero la T aprovechó la potencia goleadora de su centro delantero.

El enojo de Girotti con un rival y una frase picante

El gol de Girotti llegó de la salida de un córner y el delantero metió un tremendo cabezazo contra el palo izquierdo de Tomás Giménez Behr que se quedó parado. Lo curioso fue que el jugador de Talleres estaba siendo sujetado por el marcador de punta de Colón, Facundo Castet, quien no le soltaba la camiseta ni siquiera después de que Girotti había ya convertido. Dicho de otro modo: no podía salir a festejar porque aún estaba sujetado por su rival.

Esta situación levantó la temperatura del goleador, que luego de festejar le fue a reclamar al referí por qué no amonestaba al hombre de Colón en una jugada que, de no haber sido gol, debía ser penal. El árbitro, Nicolás Ramírez, se lo sacó de encima a Girotti y a los pocos segundos dio por finalizado el primer tiempo. Pero el atacante seguía molesto, reclamándole hasta a los auxiliares de Colón, lo que provocó que Castet le reprochara la actitud.

TALLERES 1.jpg

Y Girotti, furioso por la situación y “agrandado” porque el defensor de Colón no había podido detenerlo ni siquiera agarrándolo de la camiseta, le gritó: “Andá al gimnasio”, sugiriéndole que faltaba fuerza para marcarlo. Esto motivó que varios jugadores de Colón se quisieran ir encima al delantero y generando que Herrera, arquero y capitán de Talleres, interviniera para separar.

Un final caliente con dos expulsados

Cuando se jugaba tiempo de descuento en el segundo tiempo fueron expulsados en el equipo de Colón Javier Toledo, a los 50 minutos, y Christian Bernardi, a los 53. Durante el juego, los santafesinos presionaron y arrinconaron a Talleres principalmente con centros. Incluso, hubo algunas polémicas por agarrones en el área cordobesa que el árbitro ignoró y, como en la Copa Argentina no hay VAR, nadie llamó al referí para que cambie su fallo.

Embed - https://publish.twitter.com/oembed?url=https://twitter.com/SC_ESPN/status/1798906046691631129&partner=&hide_thread=false

Por eso, tras el pitazo final, varios jugadores de Colón fueron a protestarle al juez, pero ya nada se podía hacer. El triunfo viajaba a Córdoba, como la ilusión por dar pelea en los tres frentes.

Te puede interesar...

Lo más leído

Leé más

Noticias relacionadas

Dejá tu comentario