Detuvieron a Toño, uno de los narcos más buscados en el norte

Es boliviano y estuvo prófugo tres años.

Salta. A Antonio “Toño” Castillo hacía tres años que lo buscaban. Sobre él pesaba una orden de captura internacional, acusado de ser uno de los mayores proveedores de drogas de los últimos tiempos: traía los estupefaciente desde Bolivia, los ingresaba por Salta y luego los distribuía en el Conurbano Bonaerense. Lo detuvieron en las últimas horas.

La captura de Toño se dio en el marco de una colaboración entre la Unidad de Investigaciones y Procedimientos Judiciales Orán de Gendarmería, que aportó información, y la Fuerza Especial de Lucha contra el Narcotráfico (FELCN) de la Policía boliviana, quienes lo localizaron en ese país y lo entregaron a las autoridades argentinas en Salta.

Te puede interesar...

Un mes duró el proceso para dar con Toño, un ciudadano boliviano que tenía la nacionalidad argentina y estaba acusado de ser un importante proveedor de cocaína en la zona de Bermejo (Bolivia) y en las localidades de Aguas Blancas, Orán, Hipólito Yrigoyen y Pichanal (Salta), como así también en otras provincias argentinas. Según la Justicia, abastecía de drogas a diferentes bandas que fueron desarticuladas en operativos conocidos como Mudanza Blanca, Lagarto Blanco y Brujas Blancas.

Todo comenzó en agosto de 2014, cuando el Escuadrón 20 de Gendarmería decomisó 170 kilos de cocaína y detuvo a varios integrantes de la banda, entre los que estaba la mujer de Castillo.

En diciembre de ese año, la Policía de Seguridad Aeroportuaria (PSA) detuvo en Ezeiza a una ciudadana boliviana que intentó ingresar cocaína al país entre su ropa. A raíz de ese arresto, se montó un megaoperativo bautizado Lagarto Blanco, que incluyó 30 allanamientos.

Luego de arrestarlo tras estar tres años prófugo de la Justicia, se pudo concretar la entrega de Castillo a las autoridades argentinas en el Paso Internacional Aguas Blancas-Bermejo.

Fuente:

¿Qué te pareció esta noticia?

Noticias Relacionadas

Deja tu comentario


Lo Más Leído