Dolor y mucha bronca en el último adiós a Sheila

Una multitud fue al velatorio y al cementerio, y exigió justicia.

Dolor como en cualquier velatorio, pero mucha bronca e indignación como cuando la muerte aborda a quien no corresponde y de la peor manera. Sheila Ayala, la nena de 10 años que fue asesinada y que apareció el jueves en San Miguel tirada en el hueco de una medianera, envuelta en bolsas de nylon, tuvo su último adiós cargado de llantos y gritos de impotencia de casi todos los que la conocieron. Casi todos, porque su papá y parte de su familia no estuvieron. Dos de ellos, los tíos Leonela Ayala y Fabián González Rojas, están detenidos, acusados de ser los asesinos. Leonela todavía no declaró porque el viernes dio a luz a un varón; en tanto que Fabián ayer se negó a prestar declaración ante la Justicia.

El velorio comenzó la noche del viernes y tuvo su pico máximo de concurrencia en la madrugada de ayer, incluida muchísima gente que no conocía a Sheila pero fue para brindar su apoyo y a sumarse al reclamo de justicia que cruzó transversalmente el momento.

Te puede interesar...

El cuerpo de Sheila estuvo en la casa velatoria hasta las 9 de la mañana de ayer, en medio de un fuerte operativo policial de prevención, teniendo en cuenta los disturbios del jueves cuando apareció el cuerpo de la nena asesinada. De ahí fueron al cementerio de San Miguel, en un enorme cortejo que incluyó muchos autos particulares y también micros escolares con vecinos y compañeritos de escuela de Sheila. Ya en el cementerio, la mamá de la nena se descompensó y debió recibir asistencia médica.

p16-f01a-sheila-entierro.jpg

Según la investigación del fiscal Marcelo Lapargo, fiscal general de San Martín, los tíos “se aprovecharon del estado de indefensión de la víctima, quien al ser de tan corta edad no pudo defenderse ante una embestida de dos personas que la superaron en fuerza, sumado a que la menor, al ser familiar directo de los imputados, se confió en que este ataque no ocurra, y que el imputado González Rojas abusó de una relación desigual de poder con la víctima”.

Según reveló Infobae, en el documento judicial, el fiscal afirmó que los imputados “idearon un plan común para causar la muerte de la menor Sheila Alejandra Ayala, de 10 años”.

La fiscalía convocó a indagatoria a González Rojas bajo el cargo de homicidio doblemente agravado por alevosía y por tratarse de un femicidio. En tanto, Leonela Ayala está imputada bajo el delito de homicidio agravado por alevosía.

p16-f01c-sheila-entierro.jpg

--> Paso a paso a la indignación

Desapareció el domingo. Tras una intensa búsqueda, Sheila fue hallada el jueves en una bolsa entre dos paredes de una medianera. La mataron por estrangulamiento.

Detuvieron a los tíos. Leonela Ayala y su pareja, Fabián González Rojas, están detenidos, acusados de homicidio agravado por alevosía. En el caso del hombre, se incluye también la figura de femicidio.

No declaró. Ayer el fiscal tenía previsto indagar a González Rojas, pero este se negó a declarar. En el caso de Leonela, la Justicia espera a que se reponga del posparto (el viernes dio a luz a un varón) para tomarle declaración.

El papá no estuvo. Ni en el velorio ni en el cementerio estuvo presente Juan Carlos Ayala, el papá de Sheila, como tampoco ningún otro integrante de su familia.

Fuente:

¿Qué te pareció esta noticia?

Noticias Relacionadas

Deja tu comentario


Lo Más Leído