Donald Trump ganó el segundo round en la interna republicana

El multimillonario brindó un duro discurso contra los demócratas.

El multimillonario Donald Trump ganó hoy las primarias republicanas de Nuevo Hampshire y el senador Bernie Sanders las demócratas, con un mensaje que desafía a las élites de los dos principales partidos políticos de Estados Unidos y que sedujo a los votantes independientes.

Los dos ganadores de la noche, Trump y Sanders, habían quedado segundos en los caucus (asambleas electivas) de Iowa, pero lograron una clara victoria en Nuevo Hampshire.

En el campo demócrata, con el 62 por ciento de los votos escrutados, Sanders contaba con el 60 por ciento de apoyos, mientras que Hillary Clinton sumaba el 39 por ciento.

"Muchas gracias, Nuevo Hampshire", dijo un emocionado Sanders, quien consideró que su victoria "envía un mensaje que hará eco de Wall Street a Washington, de Maine a California: el gobierno de nuestra gran nación pertenece a toda la gente y no sólo a un puñado de contribuyentes ricos a las campañas electorales".

"Teniendo en cuenta las enormes crisis a las que se enfrenta nuestro país, es demasiado tarde para la misma política y la misma economía del establishment. La gente quiere un cambio real", añadió Sanders, quien aseguró que "este es el principio de una revolución política".

"Bernie, Bernie", gritaban emocionados su seguidores en la sede de campaña. Este senador, que se autodefine como socialista, atrae al ala más izquierdista del partido demócrata y cuenta con un buen tirón entre los jóvenes.

"Quiero felicitar a Sanders por su victoria esta noche", dijo Clinton, quien señaló que a pesar de su derrota en Nuevo Hampshire, seguirá luchando "por cada voto en cada estado".

"Lo que importa no es si eres derribado, lo que importa es que te levantes", proclamó Clinton, dejando claro a Sanders que no permitirá esta vez que se le escape la nominación demócrata para las elecciones presidenciales.

Para Clinton se trata de una derrota amarga. En 2008, cuando también fue precandidata a presidente, ganó Nuevo Hampshire, aunque luego resultó siendo candidato el actual presidente Barack Obama.

"La nominación se decidirá muy probablemente en marzo, no en febrero", señaló el jefe de campaña de Clinton, Robby Mook. "Creemos fuertemente que entonces Hillary Clinton asumirá un fuerte -y posiblemente insuperable- liderazgo en el reparto de los delegados", añadió.

Con el 66 por ciento de los votos escrutados, Trump gana las primarias republicanas con un 34 por ciento de apoyos.

"Vamos a hacer este país grande otra vez. Quizá más grande que nunca", dijo Trump, contento de lograr su primera victoria en la larga carrera hacia la Casa Blanca. Cuando subió al escenario sonaba la canción de los Beatles "Revolution".

"Recuerden, ustedes lo han empezado", dijo Trump a sus seguidores de Nuevo Hampshire. "Vamos ahora a Carolina del Sur y vamos a ganar en Carolina del Sur", añadió convencido Trump, que apareció en el escenario rodeado de su familia.

El gobernador de Ohio John Kasich, considerado un peso pesado del partido republicano, quedó en segundo puesto con el 16 por ciento de los votos.

Por el tercer puesto compiten el senador hispano Ted Cruz (12 por ciento), el ex gobernador de Florida Jeb Bush (11 por ciento) y el senador cubanoamericano Marco Rubio (10 por ciento).

Un total de 23 delegados republicanos y 24 demócratas están en juego en Nuevo Hampshire, donde el 40 por ciento del electorado es independiente.

Cientos de miles de electores desafiaron el frío y la nieve para votar en las primarias de Nuevo Hampshire, la segunda cita electoral para elegir a los candidatos republicano y demócrata que competirán en las elecciones presidenciales de noviembre.

Nuevo Hampshire era el segundo estado en votar tras los caucus (asambleas electivas) de Iowa. Es un estado de 1,3 millones de habitantes que se encuentra en la región de Nueva Inglaterra, en el noreste del país. El "estado de granito", como es conocido, es el quinto más pequeño en superficie y el noveno menos poblado de los 50 estados del país.

Pese a ser un estado pequeño y poco representativo de cómo es el país, acapara toda la atención mediática esta semana al ser el segundo en votar.

En Iowa, ganó Cruz, mientras que Trump tuvo que conformarse con un segundo puesto. Clinton ganó los caucus demócratas de Iowa, en una ajustada victoria frente a Sanders.

Fuente:

¿Qué te pareció esta noticia?

Noticias Relacionadas

Deja tu comentario

Lo Más Leído