El clima en Neuquén

icon
11° Temp
85% Hum
La Mañana Zapala

Dos familias se salvaron de milagro tras un choque frontal en Zapala

El brutal accidente ocurrió el último sábado al mediodía en la Ruta Nacional 40 entre una Dodge y una Land Rover. Dos familias recibieron atención médica.

Dos camionetas protagonizaron un fuerte choque frontal en Zapala que de milagro no terminó en tragedia. Producto del fuerte impacto, dos familias debieron ser trasladadas al hospital local con heridas de distinta consideración.

El siniestro vial tuvo lugar el último sábado, en horas del mediodía, a unos 3 kilómetros del aeropuerto de Zapala sobre la Ruta Nacional 40, en una curva peligrosa. De acuerdo a la información obtenida por LM Neuquén, por motivos que se investigan, los conductores de una Dodge Journey y una Land Rover Discovery colisionaron.

Te puede interesar...

Al lugar acudió personal de Tránsito y bomberos, los que realizaron los peritajes de rigor para establecer la mecánica del accidente. Sin lugar a dudas y viendo el estado de las camionetas fue un verdadero milagro que no se registraran víctimas fatales, indicaron las fuentes consultadas. Una de las camionetas quedó volcada sobre la cinta asfáltica y la otra sobre las cuatro ruedas a unos cuantos metros de la banquina.

La Journey era conducida por una mujer, quien viajaba junto a su esposo y sus dos hijas; mientras que la Land Rover era conducida por un hombre, quien iba con sus hijos menores. Todos fueron trasladados en la ambulancia al hospital local para una mejor evaluación de sus heridas.

ACCIDENTE EN CERCANIAS A ZAPALA (1).jpg

“Esto sucedió en una curva muy peligrosa que hay muy cercana al aeropuerto, a unos 3 km aproximadamente. Siempre veo que los vehículos vienen y van de forma muy apresurada. Es una curva bastante complicada, porque cuando se viene desde el lado de San Martín hacia Zapala es como que te saca, te descontrola la dirección”, indicó a LMN Roberto Moreno, director del aeropuerto y una de las primeras personas en llegar al lugar del accidente, quien se aventuró a decir que el accidente se produjo por exceso de velocidad.

Asimismo aclaró que el conductor de la Land Rover -que viajaba desde San Martín de los Andes hacia Zapala y con destino Brasil- perdió el control del vehículo. "Mordió la banquina, lo que desestabilizó el vehículo, hizo unos giros y, lamentablemente, esta gente que venía desde Buenos Aires en la Journey impactó con este vehículo”, detalló Moreno y agregó que tras el choque, la Dodge se salió hacia uno de los laterales de la ruta y la otra quedó volcada.

Moreno relató que por su trabajo suele realizar este trayecto hasta cinco veces por día y conoce la peligrosidad de este tramo. “Al ver el accidente me ofrecí a darles una mano a la policía y a bomberos. Ellos me conocen así que accedieron a mi presencia en el lugar sobre todo para encauzar el tránsito y ayudarlo en otras tareas”, indicó el jefe del aeropuerto zapalino.

Tareas de acompañamiento

También llevó a cabo tareas de contención a las personas involucradas en el accidente. “Lo que hice fue estar con el padre de la familia que se transportaba en la camioneta Dodge durante muchas horas al costado de la ruta hasta que se despejó todo. Los bomberos limpiaron todo y yo los ayudé. Hicieron un magnífico trabajo limpiando la cinta asfáltica que había quedado llena de aceite y era muy peligroso que quedara así”, recordó sobre aquella tarde que acompañó a la familias hasta casi las 20.

"Busqué amigos que me comprendieran que esta familia quería seguir su camino, querían llegar a San Martín que era su destino de vacaciones. A última hora de la tarde pude lograr que un amigo, que pese a estar de aniversario de casamiento suspendió los festejos para poder llevar a esta familia hasta San Martín. Prácticamente a las 20:30 llegó a Tránsito, la familia cargó su equipaje y emprendieron el camino hacia San Martín de los Andes”, expresó Moreno.

ACCIDENTE EN CERCANIAS A ZAPALA (2).jpg

El contacto permanente

Luego del superado el accidente los protagonistas permanecen en contacto. “Hasta el momento sigo en contacto con el padre de la familia bonaerense porque cruzamos los teléfonos. Esta persona está agradeciéndome todo el tiempo, le digo que no hace falta y yo me siento conforme con lo que hice. Yo únicamente lo que hago es dar una mano a quien lo necesita, acá y en cualquier lado. Me siento bien haciendo eso. Yo no tengo problemas en este tipo de situaciones, ¿Por qué me iba a negar? ¿Por qué no iba a parar?”, refirió Moreno.

Cuenta además que le confió al hombre: "Hoy Dios te dio la posibilidad de que sigas estando dentro del ámbito de tu familia y tenés que disfrutarlo". Y luego se refirió al estado en que quedaron las camionetas: "De la forma en que quedaron era para que se mataran las dos familias, gracias a Dios solo fueron golpes y la destrucción de los vehículos. Yo no quiero un reconocimiento, yo trato de brindar lo mejor que puedo”.

Sirve recordar que Roberto Moreno es una avezado montañista de Zapala y en su haber se registra su valiente participación en los rescates de dos de las víctimas en la recordada tragedia del volcán Lanín, acontecida el 13 de octubre de 1990.

Lo más leído

Leé más

Noticias relacionadas

Dejá tu comentario