El elenco helvético no está en esta instancia de casualidad, ya que empató ante Brasil (1-1) en su segundo partido por la zona de grupos, jugando de igual a igual. Es por esto que es una selección peligrosa que ya en Brasil 2014 dio muestras de que puede complicar a cualquier equipo (Argentina le ganó en octavos en los minutos finales). En cuanto a sus figuras cuenta con su delantero Xherdan Shaquiri, el “Messi de los Alpes” como lo apoda la afición europea.

Por el lado sueco los antecedentes son mejores, con un equipo sólido que perdió ante Alemania en los minutos finales pero venció a México y a Corea con buenos argumentos, como su centrodelantero Berg o su capitán Kvist en la defensa.

En cuanto al historial, los bálticos tienen una leve ventaja sobre sus pares alpinos en el pasado reciente. En los últimos tres enfrentamientos Suiza no pudo ganar (1 empate y 2 derrotas) y la última victoria de los helvéticos data de 1994, en los clasificatorios a la Eurocopa por 4-2.

A 60 años de la única final sueca

El elenco sueco logró llegar a una final de Mundial en 1958 cuando cayó ante Brasil por 5-2. Su segunda mejor actuación fue el 3° puesto en Estados Unidos 1994, cuando venció a Bulgaria por 4-0.

Embed

Fuente:

¿Qué te pareció esta noticia?

Noticias Relacionadas

Deja tu comentario


Lo Más Leído