El aceite, el más buscado antes de la fuerte suba

Los comercios limitan la compra hasta tres botellas.

Neuquén.- Ante un incremento en la demanda de aceite, fomentada por los rumores de una suba que llevaría el precio a 90 pesos, muchos supermercados ostentaban carteles con limitaciones para comprar. La mayoría de los consumidores compraban el máximo de botellas permitidas por grupo familiar –que eran dos o tres, según el negocio– para estar provistos ante posibles aumentos.

“Escuché que iba a subir a 90 pesos y vine a comprar porque uso mucho”, comentó Guillermina mientras cargaba tres botellas a su carro. Para ella, el precio actual, que ronda los 37 pesos por el litro y medio, ya es demasiado caro.

“Siempre compro de girasol. Esta semana fui al mayorista para llevarme una caja completa más barata y que me quede, pero sólo tenían de maíz que es mucho más cara”, comentó Carla.

Si bien las góndolas estaban abastecidas, los carteles remarcaban que sólo se podían llevar dos o tres litros por persona y que al producto no aplicaba ninguna de las promociones ofrecidas por los supermercados.

En otros negocios aclaraban que la venta era sólo para consumo personal, para evitar que los clientes compraran con intenciones de revender. “Fui a los almacenes del barrio pero ninguno tenía”, señaló Gabriela, otra de las clientas que fue a buscar el producto.

37 pesos se paga en los comercios por una botella de un litro y medio de aceite.

Muchos de los compradores creían que el precio se iba a triplicar a partir de agosto. Sin embargo, desde la Cámara de la Industria Aceitera (Ciara) salieron a aclarar que el incremento sería del 30 por ciento para los aceites comestibles más económicos.

Según publicó la agencia Télam, el aceite mezcla que salía 24 pesos el litro pasará a costar 31, mientras que de girasol subirá de 31 a 40 pesos el litro. Las botellas que se llevaban los clientes en la ciudad se comercializaban a 25 pesos.

Una mujer analizaba los precios y se decidía por un litro de aceite de oliva. “No me engancho en estas fiebres por comprar, no llevo de girasol porque todavía tengo una botella sin abrir”, comentó.

José suele freír mucho en su casa pero prefiere hacerlo con grasa, por lo que el aumento no le afectó demasiado. Para las ensaladas, se llevó una botella de aceite de soja por 18 pesos, un recurso cada vez más común para combatir la inflación: el consumo de productos alternativos.

Fuente:

¿Qué te pareció esta noticia?

Noticias Relacionadas

Deja tu comentario

Lo Más Leído