LMNeuquen pareja

El camping de San Martín que alberga a los motorhomes varados del mundo

Decenas de turistas pasaron su cuarentena en Travellers. Lejos de su casa crearon una gran familia y cuidaron a los visitantes.

Erica y Maximiliano despertaron en su casa en San Martín de los Andes el 21 de marzo con tres visitas que prácticamente no conocían: un coreano, que había pedaleado durante cinco años por el mundo; y una pareja veinteañera alemana, que estaba desesperada. Tras decretarse el aislamiento, los neuquinos debieron cerrar el camping que habían inaugurado hacía dos meses y abrieron las puertas de su hogar para albergar a los turistas que aún quedaban.

Esta pareja neuquina, de 39 y 42 años, se organizó rápido. Son los dueños y creadores de "Travellers", el único camping habilitado en la localidad y aquel 20 de marzo, cuando declararon el aislamiento social, tenían cinco personas en su establecimiento que no tenían dónde ir. “Ahí fue cuando hablamos y nos trajimos a estas tres personas a casa, y dejamos a dos chicos de San Luis durmiendo dentro de la recepción del camping”, contaron a dúo.

Te puede interesar...

Lo que en ese momento no supieron, era que dos días después -el 23 de marzo-, los llamarían de la municipalidad para reabrir el camping porque “había varios motorhome en San Martín y no sabían a dónde mandarlos”. “Nos dijeron que eran cinco y que se iban a quedar una semana, y aceptamos. Pero cuando vinieron, terminaron siendo 13 furgos y algunos de ellos aún siguen acá”, describieron y contaron que en ese momento les sorprendió la cantidad y les dio un poco de temor que hubiera tanta gente en su establecimiento en medio de la pandemia.

SMN-Fede-Soto---San-Mart´n.jpg

En moto a Alaska, la gestación del sueño

La idea de crear este camping, que se inauguró en enero del 2020, nació en Alaska. Esta pareja salió en 2012 y tardó dos años en tomarse la foto en el cartel que da la bienvenida a la región más al norte de América.

Pandemia Pareja SNMA Erica-y-Maxi.png

Dejaron los trabajos que tenían. Ella era bancaria y él trabajaba en el sector de la construcción. Armaron una moto y emprendieron su viaje que finalizó en 2014. Tras ideas y vueltas, entre los empleos que les surgieron en los Estados Unidos y la familia en Argentina, decidieron comenzaron las habilitaciones del camping en 2018.

Con historias, ideas y relaciones, fueron construyendo este sueño de tener un establecimiento propio para recibir turistas, pero jamás se imaginaron tener tantas como las que generó esta cuarentena por coronavirus.

Pandemia Pareja SNMA Erica-y-maxi-16.png

La pandemia: el repunte inesperado

Si bien tuvieron una “buena temporada” durante enero, febrero y la mitad de marzo, “nada se comparó con la pandemia”. Esta pareja había comenzado la construcción en noviembre del 2019 con las cosas básicas y necesarias, y en dos meses, “a puro pulmón”, llegaron a tiempo del “pico de verano”.

Durante los días previos al 20 de marzo, la localidad ya se estaba preparando para lo que venía. Ellos, con un “poco de miedo”, dejaron abierto hasta que se decretó el aislamiento. “Es que tampoco podíamos hacer otra cosa, había gente que dependía de nosotros”, aseguraron y describieron que quedaron esas cinco personas a la “deriva”. “Lo tuvimos que solucionar rápido”, agregaron.

Pero, todo cambió cuando desde la oficina de turismo los llamaron preguntándoles si podían abrir el camping porque había gente varada. “Nosotros dijimos sí de una, no sabíamos cómo íbamos a hacer bien, pero no los podíamos dejar tirados. Nosotros somos viajeros y sabemos qué se siente en esas situaciones y decidimos darles una mano a pesar de la pandemia”.

Al aceptar la propuesta de “cinco motorhomes por una semana”, el matrimonio volvió al camping a su espera. “Pero desde lejos ya vimos el convoy de autos que venía por la ruta y no eran cinco. Venía un patrullero abriendo paso y 13 vehículos detrás con distintas patentes de todo el mundo: algunas de acá, otros de Francia, Alemania, Austria. Nos miramos y nos atemorizamos un poco, entre el virus y el no saber si podíamos acogerlos como nos gustaría”, describieron.

Pandemia Pareja SNMA Patio-022.png

Sin exponer los miedos, esta pareja distribuyó los motorhome por el predio, que tiene casi una hectárea. Una vez ordenados, siguieron por una “charla técnica”. “Les dimos la bienvenida y les comentamos cómo nos íbamos a organizar, dónde estaba cada cosa y que por favor nos cuidáramos”, explicaron, sin darse cuentas que con el correr de las horas o días, se convertirían en una gran familia.

Pandemia Pareja SNMA Team-familia-18.png

Cuarentena ATR

Cada motorhome tenía lo suyo. Cada una de las familias que vivía dentro tiene su financiación, su método de viaje y, “lo más importante”, algo distinto para aportar. Una noche, una de estas trafic tenía un proyector y organizaron “noche de películas”.

Tirados en el suelo, a la espera de que el sol cayera, otro de los vehículos recaudaba fondos con la venta de pochoclos. Entonces, aportó su parte. “Fue hermoso, estábamos tirados esperando que la noche apareciera para ver una película y aparecen estos chicos con una bolsa de pochoclos para cada uno”, contaron sobre la particular rutina que tenían.

Pandemia Pareja SNMA Quincho-023.png

Además, todos los días a las 15 tenían una actividad deportiva. “Una chica rusa que estaba en una de las trafic, hacía yoga. Ella empezó a irse sola a un lugar del camping a practicarlo, hasta que nos fuimos sumando de a poco y quedó una rutina en donde ciertos días ella dictaba la clase. Además, día por medio un brasileño agregó una de movimientos. Entonces, todos los días a las 3 de la tarde nos podíamos reunir a movernos un poco”, explicó la pareja neuquina.

Pandemia Pareja SNMA yoga-019.png

Los días de la cuarentena avanzaron, y el frío y las nevadas aparecieron. “Ahí los chicos nos ayudaron a terminar el quincho que no lo habíamos podido cerrar”, agregaron, tras explicar que esta gran familia también aportó lo suyo en mano de obra y así pudieron terminar esta parte del camping.

Pandemia Pareja SNMA Martín-y-Estefi-08.png

La despedida con sabor a reencuentro

“Se empezaron a ir de a poco. Los permisos iban llegando y el camping se fue vaciando, pero quedaron, de aquella vez, tres familias”, contaron.

El coreano, que por sus rasgos orientales sufrió discriminación, abandonó su viaje después de cinco años y volvió a su tierra. “Nos dejó la bicicleta en casa, veremos cuándo vuelve para continuar su viaje”, aseguraron.

Además, la pareja de alemanes logró comprarle el autocaravana de la pareja de austríacos que estaba en el camping. “Esa jugada ayudó a todos. Los alemanas pudieron tener un vehículo donde dormir y se fueron a Mendoza a trabajar, ya que tenían unos familiares lejanos. Y los Austríacos pudieron venderla e irse a su casa”, contaron, oficiando de nexos e intentando solucionar todos los problemas presentados. “Es que sí, la camioneta era chilena y tuvimos que hacer todos los papeles desde acá. Fue mucho movimiento, pero lo conseguimos”.

Pandemia Pareja SNMA Julian,-Jesi-y-luna13.png

Las tres familias que siguen en el camping

De las decenas de personas que pasaron por el camping, solo seis pasaron toda la cuarentena con esta pareja.

· Jubilados alemanes: Ralph y Ute

“Son como máquinas”, aseguró Maxi tras contar que este matrimonio tiene un diario de viaje en donde todos los días anotan experiencias vividas. “Tienen todo documentado”. “Deberán volver ahora en octubre a su país para comprar un medicamento que solo ahí se consigue”, aseguró Erica.

Pandemia Pareja SNMA Ralph-y-Ute-04.png
Pandemia Pareja SNMA Ralph-y-Ute-05.png
Pandemia Pareja SNMA Ralph-y-Ute-06.png

· Estefi y Martín: fueguinos amigos del frío

Partieron desde Tierra del Fuego. “Vienen a su ritmo, son muy tranquilos, sociables y su financiación del viaje es hacer agendas o libros”, aseguraron. “En pleno invierno, con nieve, andaban en remera corta o sin medias, ahí te das cuenta de dónde vienen”.

Pandemia Pareja SNMA Martín-y-Estefi-11.png
Pandemia Pareja SNMA Martín-y-Estefi-010.png

· Rodrigo y Paola: mecánico y peluquera móvil

Una pareja. Él, camionero y mecánico, y ella, peluquera. Hace un año y medio convirtieron su auto en su casa y su taller. Paola lleva sus tijeras y máquinas para cortar el pelo. Rodrigo arregla a domicilio, tienen todas las herramientas arriba del vehículo. Hace un año y medio salieron de La Pampa, llegaron a Ushuaia y están yendo para el norte ahora.

Pandemia Pareja SNMARodri-y-PAo-02.png
Pandemia Pareja SNMARodri-y-PAo-01.png

La inauguración dejó la vara alta

“Debutar en pandemia nadie lo hubiese imaginado, pero el saldo fue hermoso. Nosotros queríamos esto, vivir en movimiento y consumiendo historias de vida y relacionarse así”, expresó esta pareja neuquina, que se alimentó de las experiencias de otros viajes y ahora tiene más puntos para visitar. “Anotamos nuevos destinos para hacerlos en algún momento, ahora estamos enfocados acá y cuando pase esta pandemia queremos terminar el camping que tendrá unos cuantos dormis que aún nos falta construir”, describieron.

Travellers Camping & Dorms

Merienda disfrutando del solícito y buena compañía!☕️ @ Travellers Camping & Dorms

Posted by Travellers Camping & Dorms on Friday, July 31, 2020

Con la esperanza del reencuentro, esta pareja espera recibir durante la pandemia a otros viajeros “varados” por el país, siempre y cuando “respeten las medidas de seguridad sanitaria y la cuarentena”. “Hay una esquina destinada para los que tienen que hacer los 14 días. Lo hacemos para cuidarnos entre todo”, aclararon.

Con el deseo de que la pandemia pase rápido, la cuarentena no pudo opacar las historias dentro del camping. “Espero que en Travellers siga esta hermosa energía”, concluyeron Erica y Maximiliano.

Pandemia Pareja SNMA Tema-020.png

Más historias en

Lo más leído

Leé más

¿Qué te pareció esta noticia?

4.3760129659643% Me interesa
92.544570502431% Me gusta
1.2965964343598% Me da igual
0.6482982171799% Me aburre
1.1345218800648% Me indigna

Noticias relacionadas

Dejá tu comentario