El clima en Neuquén

icon
22° Temp
38% Hum
La Mañana Maradona

El caso de denuncia por abuso sexual contra Maradona

La cubana Mavys Álvarez Rego contó post mortem del astro detalles escalofriantes y aberrantes de la relación que mantuvo hace dos décadas cuando ella era una niña.

En el largo derrotero de Diego Maradona por el fútbol y por la vida, la gloria y el infierno se mezclaron en proporciones parecidas. Pero la denuncia pública y judicial que realizó meses atrás la cubana Mavys Álvarez Rego quien -rompiendo veinte años de silencio- decidió a diez meses de la muerte del astro hablar de el vínculo, exponiendo el abuso y las bajezas a la que fue sometida cuando era una adolescente de apenas 16 años, que superan toda tolerancia y abre, al cumplirse el primer aniversario de la su desaparición física, un nuevo debate que salpica aún más su tan idolatrada como polémica figura.

“Yo tenía 16 años pero la vida me presentó esta oportunidad y la tomé. Él era un extranjero, un rico y se había fijado en mí. No podía decirle que no. Era un privilegio ser su novia”, declaró entonces la mujer que hoy tiene 37 años y esta semana fue más allá y profundizando aún más el tormento vivido junto al Diez.

Te puede interesar...

Mavys acusó a Maradona de haberla violado en una ocasión, en la que su madre golpeaba la puerta y no podía entrar para evitar el abuso. "No dejaba ir a mi mamá. Ella entra a la casa, sube a la habitación y empieza a tocar la puerta. A Diego le genera algún tipo de morbo. Yo quería abrirle la puerta y él no me dejaba. Me tapa la boca y me viola, él me viola'', relató con la voz entrecortada.

Amparado en su embestidura de ídolo Diego pareció siempre encontrar un paraguas de protección para muchos de sus excesos y, quedar así, a salvo de no pocos reproches. Pero esta grave denuncia post mortem contra su entorno, obliga a repensar la verdadera personalidad del astro muchas veces tapada por el velo del mito.

Mavys Álvarez: “Diego Maradona me violó mientras mi madre lloraba del otro lado de la puerta”

Sin ir tan atrás en el tiempo, hace apenas tres años, quien fuera su principal compañera de vida, Claudia Villafañe, denunció a Maradona por violencia de género psicológica, emocional y destructiva ejercida mediante una humillación sistemática.

A un año de su desaparición física, Mavys Álvarez dijo que le duele la idolatría que genera en la Argentina el hombre que ella dice que la maltrató, la abusó y la inició en el consumo de drogas. Esta semana la mujer habló durante una conferencia de prensa en un hotel de Buenos Aires, ciudad a la que llegó para declarar en una causa judicial contra el entorno del Diez por supuesta trata de personas.

"Es duro estar en su país (de Maradona), ver que está en todos lados, que es un ídolo, y que a la misma vez se siente feo lo que recuerdo de él como persona", dijo Mavys.

image.png

"Dejé de ser una niña, me tocó quemar etapas de vida. Pasas de ser una niña a una mujer de golpe. Toda esa inocencia que yo tenía me la robaron. Tenía 16 años y ya estaba tomando, drogándome", afirmó.

La mujer contó lo que sucedió en el 2000 cuando conoció a Diego: "Yo me deslumbré, él me conquistó con flores (...). Pero pasaron dos meses y empezó a cambiar todo. Yo lo quería pero lo odiaba también, llegué a pensar en suicidarme", dijo la mujer. Maradona le ofrecía insistentemente cocaína hasta que ella accedió a consumir y se hizo adicta, relató.

También dijo haber padecido episodios de violencia, como una vez que ella contestó su celular cuando él dormía. "Él se enojó muchísimo. Agarró el celular, lo tiró contra la pared, me pegó una bofetada y me empujó contra la cama. Hubo muchos momentos como este", aseguró.

image.png

"Para mí ya cumplí, lo que falte por hacer se lo dejo a la Justicia. Dije lo que me pasó con el fin de evitar que les pase a otras y para que otras muchachas se sientan con la fuerza y el valor de hablar", afirmó.

También confesó que durante su estadía de dos meses en Buenos Aires fue sometida a una cirugía estética de mamas, por la que tuvo un doloroso postoperatorio. La mantuvieron encerrada y sin cuidados adecuados, según contó. Maradona quería que se agrandara los pechos y por eso la trajo desde La Habana, con un permiso especial del gobierno cubano, cuando fue su partido de despedida en la Bombonera, en 2001.

La relación entre ellos se prolongó "entre 4 y 5 años" durante gran parte de la estadía de Maradona en Cuba, entre 2000 y 2005, para rehabilitarse de sus adicciones tras estar al borde de la muerte.

Álvarez se decidió a decir su verdad luego de que se publicaran lo que ella asegura fueron "tergiversaciones" sobre la vida de Diego por el lanzamiento de una serie biográfica sobre el campeón mundial en México-1986, indicó.

La mujer describió los episodios acompañada de sus abogados, Gastón Marano y Marcela Carmen Scotti, y del denunciante en la causa Fernando Míguez, presidente de la Fundación por la Paz y el Cambio Climático.

image.png

La causa en Buenos Aires

La Fundación pidió a la Justicia que investigue a los allegados de entonces de Maradona por supuesta trata de personas, reducción a la servidumbre, privación ilegítima de la libertad, iniciación a las drogas y lesiones graves. Los abogados de los acusados rechazaron las acusaciones.

Guillermo Cóppola, ex representante del '10', se dijo dolido "si realmente (Mavys) vivió el calvario que dice haber vivido" pero negó estar involucrado en un delito, mientras denunció por calumnias e injurias al director de la Fundación que lo acusa.

Los acusados son Carlos Ferroviera, amigo de Diez; Gabriel Buono, secretario privado; Omar Suárez, ex dueño del boliche Cocodrilo; Mariano Israelit, uno de los mejores amigos de Diego, y Guillermo Coppola. Ninguno de ellos está imputado o procesado.

Lo más leído

Leé más

Noticias relacionadas

Dejá tu comentario