El Chañar, entre la fruta y el petróleo

Un grupo de expertos de la Maestría en Ciudades de la UBA ayuda a acoplar el pueblo a Vaca Muerta, sin perder la esencia agroindustrial.

Por Adriano Calalesina - adrianoc@lmneuquen.com.ar

Expertos en el diseño urbano estuvieron en San Patricio del Chañar para actualizar un plan de desarrollo a 20 años de esa localidad agrícola: adaptarla a las necesidades de Vaca Muerta sin perder la esencia agroindustrial.

Te puede interesar...

Se tata de un grupo de integrantes de la Maestría en Ciudades de la Universidad Nacional de Buenos Aires (UBA) que estuvieron en la localidad y se reunieron con el intendente electo, Leandro Bertoya, y las autoridades municipales que estarán dentro de este nuevo esquema de planificación urbana.

"El Chañar nació de la producción frutícola que aún conserva, impulsó la exportación de vinos con siete bodegas y ahora tenemos que sumarnos al desarrollo, siempre sustentable desde lo económico, social y ambiental, de este gigante que es Vaca Muerta", dijo a LM Neuquén el jefe comunal.

El director de esa maestría, Fabio Quetglas, y uno de los dos coordinadores, Marcelo Lorelli, desembarcaron en la localidad para brindar el apoyo técnico que implica la actualización de ordenanzas y redefinir zonas y uso de suelo, acorde al emergente hidrocarburífero de la provincia.

Es que Vaca Muerta empuja a las ciudades a tener otro diseño y economía, más allá del éxito de las proyecciones futuras y la coyuntura política, alrededor de uno de los reservorios hidrocarburíferos de shale más grandes el mundo.

"Vamos a apuntar a los recursos humanos, porque se sacó a San Paticio del Chañar de la agenda política provincial. Proyectamos vender los alimentos para Vaca Muerta y necesitamos hacer viviendas para la familias que se radican, pero tenemos que tener en cuenta el tema ambiental, porque esta ciudad representa un pulmón verde importante", expresó Bertoya.

Vaca Muerta cambió el espíritu de varias localidades de forma abrupta. La experiencia de Añelo es la más significativa, donde las tierras fiscales y privadas que no tenían gran valor económico hoy son codiciadas por inversores.

En el caso de Centenario, hoy se debate cómo se incorporan las áreas de servicio a la industria en la Ruta 7 sin romper la traza productiva, más allá de la crisis que atraviesa la fruticultura.

En el caso de El Chañar, quiere conservar todas las actividades.

LEÉ MÁS

YPF y Vista obtienen dos nuevas concesiones en Vaca Muerta

Fuente:

¿Qué te pareció esta noticia?

Noticias Relacionadas

Deja tu comentario

Lo Más Leído