El chofer bostero que disfruta el gran choque

Juan Carlos maneja "el colectivo de Boca" en Neuquén y se prende en las bromas con pasajeros de River. "Ayer fue un show", cuenta.

Martín Gamero

gamerom@lmneuquen.com.ar

Neuquén. Boca sacó boleto a la final. Y la alegría de Juan Carlos Ibáñez (48 años) no tiene freno. Es quien maneja en esta capital el inconfundible y popular “colectivo de Boca”, que decoró en homenaje al equipo de sus amores. Ayer, con su onda habitual, vivió un día a puro gaste y chicanas con los pasajeros de River, teniendo en cuenta la final que se viene.

“Fue un día intenso, jaja. Me crucé con muchos de River, están confiados y dicen que van a ganar. El folclore a full. La vez pasada, un pasajero me regaló la mochila del Millo y le puse el cartel de ‘hielo’. Estaba tomando tereré, jaja”, tira dejando en claro que disfruta de ese ida y vuelta sano con los pasajeros del Millonario.

Te puede interesar...

Son casi dos décadas las que cumplió como chofer de micros urbanos. Empezó en la empresa Ñandú, pasó por Indalo, Autobuses y hace dos años que está con Pehuenche (con un turno fijo de 14:30 a 0:30) haciendo el recorrido que une el Parque Central con el Parque Industrial.

“Hasta 2 mil pesos me animo a apostarles”, desafía públicamente a sus amigos y usuarios simpatizantes del histórico adversario.

10 horas diarias trabaja Juanca haciendo el recorrido desde el Parque Central al Industrial.

En relación a cómo se divide su entorno personal sobre el fútbol no duda: “Somos más de Boca que de River. Somos la mitad más uno, ja!”, agrega con mucha picardía y recuerda que su madre lo hizo hincha del Xeneize. “Ella es más bostera que yo”, explica sobre quien le transmitió la enorme pasión.

"Fue un día intenso, un show, me crucé con muchos de River y hubo chicanas y bromas, pero siempre sanas y con mucho respeto".

"Los pasajeros de River confían y yo también. Hasta dos mil pesos me animo a apostarles. En mi familia hay de los dos equipos, pero somos más de Boca, somos la mitad más uno...”.Juan Carlos Ibáñez. Chofer de colectivos en la ciudad de Neuquén

Maneja bien la situación

Acerca de cómo surgió la idea de decorar el colectivo con los colores de su Boquita, Juan Carlos detalla: “Con mi compañero, que también es fana, Emanuel Torres, decidimos empezar a armarlo. Se nos fue la mano porque cuando nos quisimos acordar invertimos mucha plata. Han venido tapiceros a trabajar en el cole”.

Según cuenta el “chofer Xeneize” nunca han tenido inconvenientes con los pasajeros. “Problemas, gracias a dios, no tuvimos. Uno es chofer hace muchos años y sabe manejar los chistes, chicanas y gastadas. La idea de esto es no ir al choque”, aclara con una sonrisa. “La gente del barrio Parque Industrial lo toma como propio. Es conocido como el colectivo de Boca en la calle”, subraya, orgulloso, el conductor. Y detalló una curiosa anécdota: “Una vez un hincha de River se sentó en el primer asiento y me dijo: ‘Yo soy de River pero el trabajo que le hicieron es hermoso. Más allá de los colores”.

La decoración que se ubica en la parte delantera del bondi no se desmonta. Solo se sacan los peluches para que no se ensucien. “Cortinas, parasoles y el resto no se toca”, explica Juan Carlos.

Los ídolos

Para el chofer hay un claro podio de ídolos en Boquita: “Yo lo vi al Diego (Maradona) en aquel Mundial juvenil de 1979 y desde allí me enamoré. Sumo a Juan Román Riquelme, que me encantaría sea presidente de Boca y a Martín Palermo”.

Cada vez que Boca gana el colectivo va al monumento, epicentro de los festejos en la capital neuquina.Sueña en voz alta con ir el próximo 24 de noviembre, tras “ganarle a las gallinas en el Monumental”. ¿Sacará pasaje a la gloria?.

Angelici se opone a jugar el sábado

Aunque los encuentros estaban pautados originalmente para los miércoles 7 y 28 de noviembre, la Confederación Sudamericana anunció que serían los sábados 10 y 24, a las 16. Pero el presidente de Boca, Daniel Angelici, adelantó que no quiere esas fechas “por respeto a los hinchas de Boca de la comunidad judía que festejan Shabat” hasta el sábado a la tarde. Y no se quedará solo en declaraciones, ya que se espera que en las próximas horas presente una nota en Conmebol para tratar de modificar las fechas.

El argumento

“Somos muy respetuosos de la colectividad judía y Boca no quiere jugar el sábado por respeto a la cantidad de socios que no podrán estar presentes. Hablaré con Rodolfo D’Onofrio para ponernos de acuerdo y encontrar alguna variable para jugar el partido en un horario que beneficie a todos”, dijo Angelici. Las declaraciones trajeron críticas en las redes sociales porque Boca ya viene jugando los sábados (con Rosario Central y Gimnasia) y lo hará el próximo frente a Tigre, aunque a las 20.

Se gana y se pierde en la cancha

Respecto de la presentación del Gremio, que aún debe resolverse pero no amenazaría con romper la fiesta del Superclásico, Angelici opinó que “los partidos se pierden y ganan adentro de la cancha. Después la Conmebol deberá definir las sanciones correspondientes”.

40 mil pesos por una entrada y mucho más

La reventa ya vuela...

Ni lerdos ni perezosos, muchos quieren hacer su negocio con la reventa, que ayer superaba los 40 mil pesos por una entrada.

“Se define en detalles”

El defensor de River Camilo Mayada aseguró que las finales con Boca son partidos “que se definen en detalles”.

Enojo con el Madrid

El presidente de River, Rodolfo D’Onofrio, expresó su malestar con la entidad merengue porque abrochó la compra del jugador Exequiel Palacios con el representante y no con River. “De una entidad señorial como el Madrid nos sorprende”, dijo.

Los mano a mano coperos

Boca está arriba en los duelos mano a mano por Copa Libertadores. Triunfó en los cuartos de final del 2000 (1-2 y 3-0), en las semi de 2004 (5-4 por penales en la revancha) y en 2015 River avanzó por el gas pimienta.

Fuente:

¿Qué te pareció esta noticia?

Noticias Relacionadas

Deja tu comentario


Lo Más Leído