El Choque Urbano: "Todo está tocado a sangre"

La compañía llega a Casino Magic con un repaso de sus obras. Cerca de su 15º aniversario, Santiago Ablin declaró: "Ya no se necesita una batería de 25 mil pesos".

Por Yamila Rodríguez

De pequeños, muchos jugaron a convertir cualquier objeto en un instrumento y a realizar un concierto para sus seres más queridos sintiéndose estrellas de rock. El Choque Urbano, la compañía de músicos, bailarines y actores que con tachos, sartenes y platos transportan a su público a una verdadera fiesta de sonidos, volverá a traer ese viejo juego a Casino Magic, hoy y mañana, con un repaso de sus tres grandes puestas en escena: Fabricando sonidos (2002/03), La nave (2008/09) y Baila (2010/11).

Santiago Ablin, director del grupo, habló del show y explicó que buscan “resignificar” los objetos que utilizan y al arte en sí, demostrando que no se necesita gastar una fortuna en instrumentos para poder hacer música. También recordó cómo los cacerolazos del 2001 influyeron en la conformación y la esencia del elenco, y adelantaron parte de su nuevo espectáculo que se estrenará el próximo año para celebrar su 15º aniversario.

¿De qué trata El Choque Urbano en concierto?

Es un compilado de las mejores escenas de los tres espectáculos que tenemos, Fabricando sonidos, La nave y Baila. También hay escenas nuevas, que estuvimos haciendo en este último tiempo, que incorporan covers como “Libertango” de Piazzolla, otras piezas de folclore y algunos otros temas nuevos de nuestra autoría. Además, como el grupo esta por cumplir 15 años, armamos algunas intervenciones contando algunas anécdotas de nuestra historia como elenco. Es un espectáculo muy enérgico, con mucho humor y mucha música, donde la gente termina bailando e interactúa mucho con nosotros.

¿Cuántos artistas participan del show?

Somos 12 artistas en escena, pero conformamos un equipo de 26 personas porque viajamos con todo nuestro sonido y equipos de luces.

Dado que es una recopilación de escenas, ¿han sido modificadas?

Todo el tiempo se modifican las escenas. Para los que ya vieron algunos de nuestros espectáculos, van a poder notar las diferencias. Sin embargo, el grupo es el mismo, los instrumentos son los mismos y la formación ya tiene una identidad, por lo que no será tan abrupto y lo van a poder disfrutar.

¿Cómo definirías la música del show?

Un poco lo que hace El Choque es música electrónica sin nada electrónico y todo esta tocado a sangre; pero tenemos mucha influencia de ritmos latinoamericanos. Por ejemplo, los bajos son tubos de PVC, por lo que hay siete notas de tubos de PVC todas microfoneadas y eso genera los bajos bien latosos “electrónicos”.

Ya que sólo usan objetos, ¿se ven obligados a modificarlos?

En realidad, no se modifican los objetos. Lo que sí se hace es armar sets. Por ejemplo, tenemos un set que tiene como base tres tachos grandes de plástico centrales y los rodean todas cosas agudas como sartenes, trashers, platos, y eso sí se construye. No es que somos luthier y con una fruta hacemos un instrumento de viento. Los instrumentos se tocan como vienen, no se modifican, pero sí se arman estructuras y escenografía.

Están trabajando en un show nuevo. ¿Qué nos podés adelantar?

El nuevo show va a tener que ver con nuestros 15 años y la idea central es “la fiesta de 15 años”. Desde su comienzo, hasta el vals, el colado, los mozos, y todo lo que hay en ese evento va a tener el nuevo espectáculo, pero es lo único que puedo adelantar.

Haciendo un repaso de su carrera, ¿Qué tan cierto es que los cacerolazos del 2001 influyeron en sus inicios?

No voy a decir que lo hacemos por eso, pero sí nos influyó. Indefectiblemente, cuando tocamos en el 2002, a la gente le transmitíamos determinadas emociones, que tiene que ver con lo que vive la persona, o sea que en algún punto nosotros vivimos en ese momento. No teníamos plata para comprar elementos, fuimos juntando tachos en la calle, empezamos imitando a un grupo que es pionero en el estilo y que nació en los años 90, al poco tiempo dejamos de imitarlos para empezar a hacer nuestros propios números y a estudiar teatro para empezar a armar nuestro show.

¿De esa forma buscan enviar un mensaje a los que menos tienen?

Nuestro mensaje tiene que ver con resignificar al objeto y al arte. Que el arte está de la mano de la calle. Que ya no necesitás la batería que te sale 25 mil pesos para tocarla, sino que para hacer arte y generar escenas ricas no necesitás de instrumentos costosos. Ese es un mensaje bastante profundo y creo que tiene que ver con las personas que menos recursos tienen, porque les da esperanza de poder generar cosas lindas sin la necesidad de lo material.

El don de ayudar

Solidarios junto a la Fundación YPF

Hace dos años, el grupo formó parte del proyecto que lleva adelante la Fundación YPF que busca integrar a las distintas comunidades petroleras del país. A ellos les tocó trabajar con la localidad de Las Heras (Buenos Aires), en donde interactuaron con un grupo de más de 400 niños de escuelas de todos los niveles, además de artísticas. El gran final tuvo lugar en Tecnópolis, en donde presentaron el espectáculo que montaron: “Pasamos tres meses con ellos y armamos un espectáculo con 400 niños. Se montó un espectáculo, que primero se mostró en la plaza, después en el anfiteatro del pueblo y después en Tecnópolis. Fue un tremendo laburo y una tremenda experiencia. Nos gustaría volver a trabajar con ellos siempre que haya de por medio una propuesta así de linda”.

Una fiesta de tachos, platos y sartenes

Hoy a las 22, mañana a las 21. Las entradas para poder disfrutar del show de Choque Urbano pueden adquirirse en el local de Saturno Hogar de Alcorta 261, en la boletería del Casino Magic, o bien a través del portal Vía Ticket. Los precios van desde los 400 a los 450 pesos.

Fuente:

¿Qué te pareció esta noticia?

Noticias Relacionadas

Deja tu comentario

Lo Más Leído