El ciclista neuquino que hace delivery por la crisis y para mantenerse en forma

Alejandro Quilci encontró una actividad laboral acorde a su disciplina para sobrellevar la pandemia. Recorre casi 50 km diarios.

Por Ricardo Galasso-galassor@lmneuquén.com.ar

“Es muy lindo saber que sos el medio que tienen las personas para enviar un mensaje que lleva un poquito de alegría y felicidad a la gente”, cuenta el pedalista Alejandro Quilci, quien el mes pasado se inscribió en una conocida empresa de delivery para trabajar como repartidor en bicicleta con el fin de ayudar a complementar sus ingresos y, de paso, también aprovechar el medio para entrenar.

Te puede interesar...

Ciclista desde los 16 años (actualmente tiene 32) como a todos los deportistas los afectó el parate de la pandemia y por eso decidió esta buena alternativa para mantenerse.

“Si bien no es como un entrenamiento habitual si me ayuda bastante para seguir en forma, para tomar un poco de aire, mover los músculos, levantar la frecuencia cardíaca y conocer personas nuevas que es algo muy lindo en estos tiempos difíciles”, destacó el protagonista de esta linda historia.

“Mi primer día de trabajo fue el 22 de abril y lo recuerdo muy bien porque en el segundo pedido –tenía que llevar un café con leche y facturas- llegué con medio vaso a la dirección del cliente. La otra mitad quedó en mi espalda y la mochila. Por suerte otro raider me enseñó cómo llevar las bebidas que se pueden derramar. Y eso es lo lindo de estar haciendo esto también conocer buenas personas que te ayudan y te enseñan”, valoró.

“Cuando decidí hacer esta actividad pensé que sería un buen complemento para mi deporte ya la otra opción era pedalear en un rodillo. De esta manera puedo mantenerme pedaleando y cuando se pueda volver a los entrenamientos la transición no va a ser tan dura”, reflexionó.

Este año antes de desatarse la pandemia Quilci tuvo a los 32 años una experiencia única.

En el mes de enero compitió la 38° edición de la Vuelta Internacional a San Juan UCI pro series con el Equipo de la Municipalidad de Rawson. “La mejor carrera de mi vida”, aseguró . “Es una semana con los mejores profesionales. Vienen los más destacados equipos y ciclistas de todo el mundo como Peter Sagan, Julian Alaphilippe y Remco Evenepoel. Gracias a Dios pude terminarla, ya que tuve la mala fortuna de estar involucrado en una caída en la segunda etapa y tuve una fractura en mi muñeca izquierda. La verdad que no la pasé nada bien en las etapas que siguian en pero puede soportar el dolor gracias a Dios y terminar la competencia junto a estos monstruos del ciclismo mundial. Fue una experiencia muy linda que no olvidaré jamás”, recalcó.

Ciclista-delivery-2.jpg

Quilci tiene 32 años. Reside en Neuquén, pero nació en Zapala. Practicó el ciclismo de ruta y mountain bike desde los 16 años. “Después de haber hecho muchos deportes como natación, básquet, fútbol y atletismo me decidí por el ciclismo porque es el que me despertó una pasión que hasta el día de hoy sigue viva”, destacó.

“Diariamente recorro entre 30 y 50 km depende el día. En general los fines de semana es más intensa la actividad. Si bien estoy acostumbrado a recorrer muchísimo más, todo suma y vale para seguir activo”, señaló este ejemplo de esfuerzo.

Alejandro decidió el año pasado dejar su actividad laboral en el petróleo para incorporarse al sistema educativo como preceptor.

“Fue una decisión muy difícil e importante pero no me arrepiento ya que soy más feliz desde que comencé a trabajar en el Colegio Pablo VI. Me ayudó mucho a aprender cosas nuevas y a reinventarme como persona. Por eso estoy muy agradecido a Dios ya que desde la Parroquia María Madre de la Iglesia (asisto frecuentemente) pude llegar al colegio”, confesó quien suele codearse con los mejores del mundo.

Si bien “la suspensión de las actividades deportivas me afectó mucho en lo anímico me ayudó a recuperar un poco del tiempo que invierto en entrenarme para estar más en familia ya que tengo una hermosa hija Alina Jazmín de 3 años. Pasar tiempo los tres juntos, aunque a veces se hace complicado mantenerla tranquila en el departamento, la verdad se disfruta mucho. Aprendemos a ser padres y entrenamos juntos haciendo ejercicios en casa”, reveló.

En cuanto a la planificación deportiva para lo que viene “Es difícil por la situación de pandemia que estamos viviendo. Por eso mi objetivo es mantenerme activo entrenando en casa haciendo gimnasio y pedaleando lo que pueda como repartidor, y cuando el panorama vaya mejorando, comenzar con los entrenamientos que hacía antes para preparar las carreras que se puedan hacer. Sigo integrando el Equipo Continental de la Municipalidad de Rawson el cual compite en la temporada Sanjuanina de Ciclismo y esperamos que se pueda volver a correr en la temporada 2020/2021 la cual suele comenzar en el mes de noviembre. También espero que se pueda hacer la Vuelta al Valle que es una competencia muy importante a nivel nacional y la más importante que tenemos acá y me gustaría poder participar”, se ilusionó.

Ciclista-delivery-3.jpg

“La idea de trabajar como repartidor se me ocurrió durante la cuarentena. Es que tenía que buscar la forma de poder seguir andando en bici aunque sea un ratito. Lo hablé con mi esposa Paola y le pareció una buena idea. “Es un trabajo duro y arriesgado que tal vez no se tiene muy en cuenta. Es cierto que no se gana mucho dinero pero es muy divertido y gratificante cuando entregas un pedido de " feliz cumple "o una "sorpresa" que envía la gente”.

LEÉ MÁS

Inesperada confesión de Benedetto sobre la final en Madrid

La intimidad de Sporle: de querer volver a pasar la cuarentena en un lugar privilegiado

Fuente:

¿Qué te pareció esta noticia?

Noticias Relacionadas

Deja tu comentario

Lo Más Leído