El Dream Team venció a Serbia y se quedó con el oro

Estados Unidos ganó por 96-66 y obtuvo su tercera medalla dorada consecutiva.

Estados Unidos no tuvo mayores contratiempos para quedarse por tercera vez consecutiva con la medalla de oro en el básquetbol masculino de los Juegos Olímpicos, al doblegar en la final a Serbia por 96-66, en partido jugado en el Arena Carioca I de Río de Janeiro.

Al igual que lo ocurrido en las definiciones de Beijing 2008 y Londres 2012 (en ambos casos frente a España), el equipo norteamericano se quedó con la victoria y extendió la hegemonía.

La progresión del cotejo, siempre favorable a los conducidos por Mike Krzyzewski, fue la siguiente: 19-15, 52-29, 79-43 y 96-66

La diferencia de 30 tantos resultó ligeramente inferior a los 37 logrados por los estadounidenses ante el mismo adversario en la última final del Mundial España 2014 (129-92).

El alero Kevin Durant resultó la llave para abrir el encuentro, al anotar 30 puntos (5-8 en dobles, 5-11 en triples, 5-6 en libres), repartir 4 asistencias y tomar 3 rebotes.

También fue destacada la labor del interno DeMarcus Cousins, responsable de 13 puntos y 15 rebotes.

El primer cuarto fue el único período que mostró paridad. Los dos equipos exhibieron rudeza bajo los tableros y en ese contexto, el quinteto serbio salió a asfixiar a los gigantes de la NBA.

Estados Unidos incrementó así a 76 el número de partidos oficiales invicto en competencias FIBA. El último tropiezo se dio en el Mundial Japón 2006 frente a Grecia (95-101) en una de las semifinales.

Fuente:

¿Qué te pareció esta noticia?

Noticias Relacionadas

Deja tu comentario

Lo Más Leído