El clima en Neuquén

icon
21° Temp
39% Hum
La Mañana Pampita

El fuerte cruce entre Lissa y Queijeiro, que incomodó a Pampita

La conductora de El Hotel de los Famosos quiso poner orden entre el periodista deportivo y la cantante y le salió mal. Los detalles.

El Hotel de los famosos ya está en su etapa de definición y, con la eliminación de Locho Loccisano, quedaron definidos los cuatro finalistas: Lissa Vera, Walter Queijeiro, Alex Caniggia y Martín Salwe, pero solo dos podrán enfrentarse en la gran final para disputarse el premio de los 10 millones de pesos. Para hablar sobre el gran momento que están viviendo, Pampita Ardohain, conductora del reality junto al Chino Leunis, fue a desayunar con los participantes y los felicitó por el logro de haber llegado a las instancias finales. Sin embargo, el clima no fue de celebración, sino más bien de pase de facturas y cruces.

“¿Ustedes son buenos, son malos, o la estrategia de ganar estaba planeada desde el principio para que hoy estén ustedes cuatro acá?”, preguntó Pampita, a lo que Alex Caniggia respondió: “Yo soy lo más, soy buena persona, soy un dulce de leche; pero bueno, esto es un juego y hay que jugarlo, así que me cuidé para no estar en ninguna H y estar sentado donde estoy yo”. Luego tomó la palabra Martín Salwe, quien se sinceró: “Me considero muy buena persona, después acá depende como lo mires”.

Te puede interesar...

Más adelante, la conductora se hizo eco de los comentarios que circulan en las redes sociales y le preguntó al locutor si tenía temor de “quedar como el villano del programa”. La respuesta la sorprendió: “Te diría que peor, siento que quizás dejé una imagen que es peor ser un villano, y después cuesta mucho limpiar esa imagen, dar otra imagen, o aclarar; se hace todo un teje raro que no se entiende”. Con optimismo, Pampita apeló a una metáfora: “Pero también es un juego, y vas a aprender a jugarlo”. Salwe dio un paso más allá y deslizó un comentario sobre la vida personal de la conductora: “Sí, yo confío en vos porque sé que también lo pasaste”.

“Son momentos que después uno mira para atrás y dice: ‘Para qué me calenté tanto, no era tan grave’”, reconoció la conductora, y después centró su atención en Lissa.

“Ayer Walter y Locho esperaban otra cosa de vos, los sorprendiste con tu voto. ¿Te sentís un poco responsable de que Locho estuviera en la H?”, consultó sin rodeos. “No, creo que le podía tocar a cualquiera, simplemente yo tenía que jugar”, justificó la cantante de Bandana.

Embed

“Pero tu voto fue muy importante porque marcó el destino para que hoy estén acá”, retrucó Ardohain, una vez más representando uno de los comentarios que circularon de manera repetida en el mundo virtual. “Decidí yo, hice lo que yo quise, lo que tendría que haber hecho desde el día en que entré”, sostuvo Vera.

El único que faltaba hablar era Queijeiro, quien manifestó su desacuerdo: “No sé si son buenos o malos, solo sé que hay cosas que no hago, y en su momento en el repechaje había dado mi palabra de votar al que ingrese, y eso hice”.

“Después me comprometí entre ellos dos a votar a Lissa, y la voté. Lo que dije lo cumplí, trato de cumplir mi palabra y respetar acuerdos”, enfatizó. Y agregó: “Ese juego que dicen ellos yo no lo sé jugar, de hecho quedé eliminado por no saber jugarlo, y en este reingreso tampoco lo iba a jugar”. El locutor lo enfrentó y planteó su argumento: “La Familia era un grupo de gente que se cuidaba la espalda, que votaba en conjunto, tenía quórum y en un momento lo perdió”.

Walter Queijeiro. Hotel de los Famosos.

“Durante cuatro H seguidas vos con otra gente que se cuidaba la espalda votaron, entonces lo que hice yo al principio y lo que hiciste vos al final, es lo mismo”, señaló Salwe ante las declaraciones del periodista. Firme en su postura, Walter le recriminó: “Si hay algo que hizo La Familia fue justamente decir una cosa y hacer otra”. Martín le preguntó si dudaba de las lágrimas de la artista: “¿Por qué lloró Lissa para vos entonces si no era por la extorsión? ¿Viene Norma Aleandro, Agustina Cherri y Lissa Vera?”.

“No lo sé, hubo un par de escenas, de grandes actuaciones por parte de La Familia”, contestó sin tapujos el periodista deportivo. “¿Qué estás diciendo? Locho sabía muy bien que yo estaba cansada, venía jugando todas las semanas a la par de ustedes, siendo la única mujer que queda”, se defendió Lissa. Después de exponer su punto de vista se levantó de la mesa, dejando a todos atónitos, principalmente a Pampita, quien no se esperaba que pasara eso.

Pampita, Hotel de los famosos.

Lo cierto es que, tras su exabrupto, minutos después Lissa volvió y le pidió disculpas a la conductora. “No pasa nada, acá hay libre albedrío y al momento de votar cada uno tendrá en su conciencia porqué vota, así es la competencia”, sentenció Pampita. Y se despidió de todos: “Chicos, me voy con el cuerpo cargadito. ¡Por favor, me dieron calor! Pero me gusta que cada uno pudo decir lo que sentía, no hay nada por detrás, todo transparencia”. Ni bien se fue la conductora, la cantante rompió en llanto en el baño, y Queijeiro fue a consolarla, dejando las asperezas de lado.

Lo más leído

Leé más

Noticias relacionadas

Dejá tu comentario