"El golpe me dejó nocaut, creo en Dios y me ayudó"

Alfredo Zalazar, el árbitro agredido en la Neuquén Cup cuenta su odisea. Sapere da su versión.

NEUQUÉN

Molesta en todos los ámbitos la violencia pero más indigna y duele en inferiores. Cuando se produce en un torneo de pibes que están dando sus primeros pasos, en plena etapa de formación, quiere decir que algo está fallando. El martes, un juez fue agredido en la Neuquén Cup y no es el primer incidente que se produce en el marco del tradicional torneo.

La víctima, esta vez, fue el expermientado Alfredo Zalazar, quien recibió un fuerte y cobarde golpe de atrás por parte de un allegado a Sapare, en el encuentro ante Pacífico en la cancha del Decano en categoría 2001. “A dos minutos del final, anulé a instancia del línea un gol de Sapere por posición adelantada. Uno del banco empezó a agredir verbalmente. Me acerqué y le pedí que se retire. Se agachó a buscar la mochila, me di vuelta y me aplicó un violento golpe de atrás, en la mandíbula. Caí nocaut y encima el tipo buscaba la posibilidad de pegarme patadas en el piso…”, relató el juez zapalino de 53, que hace 10 años se retiró de la actividad oficial y actualmente se gana unos mangos en los torneos barriales. Como la organización del evento no pudo abrochar a los pitos de Lifune, está dando una mano...

Te puede interesar...

“Perdí el conocimiento. Cuando me trasladaban en camilla al vestuario sentía que hablaban de fractura. Ahí le pedí a Dios, ya que soy muy creyente, que no fuera nada grave. Uno tiene otro trabajo, soy empleado público en mi ciudad, y no puedo perderme muchos días. Estuve hasta las 3 de la mañana en el Bouquet Roldán”, agregó Zálazar, padre de dos varones y una nena, tras la odisea que pasó.

“De Sapere nadie me llamó”

El juez lamentó que del club Sapere “nadie me llamó para disculparse. Hay que hacerse cago...”, criticó. Y también lamentó la actitud de “los padres, que incentivan a los chicos a ser más de lo que pueden. Ellos también son responsables”.

“Repudiamos la violencia”

Eso le dijo el presidente de Sapere, Juan Carlos Lucuman a LMN y advirtió que no se contactaron con el Zalazar porque están molestos con “los malos modos” del árbitro a los chicos, “eso genera violencia si bien no justificamos lo que pasó”.

Perdí el conocimiento. Sufrí traumatismo de cráneo por la piña. Y encima me quería patear en el piso. De Sapere nadie me llamó- Alfredo Zalazar

Nosotos repudiamos la violencia. Los jueces de la Neuquén Cup se dirigen muy mal a los chicos, eso también genera violencia- Juan Carlos Lucuman -Presidente de Sapare

Fuente:

¿Qué te pareció esta noticia?

Noticias Relacionadas

Deja tu comentario


Lo Más Leído