El increíble éxito de la peor tatuadora del mundo

Una brasileña de 26 años graba dibujos muy mal confeccionados en la piel de sus clientes, que, sin embargo, cada vez son más. ¿Cuál es el secreto?

Brasil. Helena Fernandes es una tatuadora brasileña de 26 años que en el último tiempo se ha convertido en una suerte de celebridad en su país. Su estudio se llama Malfeitona y es todo un éxito en Salvador de Bahía. ¿Cuál es su secreto? Sus dibujos son horripilantes. Lejos de las “obras de arte” que pueden verse, los tattoos de Helena son monigotes que podría hacer un niño de jardín de infantes. Sin embargo, su éxito es increíble.

Su cuenta de Instagram, en la que recopila trabajos, tiene miles de seguidores. Los tatuajes son denominados por ella como “diseños exclusivos” porque son irrepetibles. Y realmente lo son...

Helena hizo su primer tatuaje hace aproximadamente un año. Su primer cliente, o víctima según cómo se lo mire, fue su novio. Luego llegó el turno de sus amigos. La joven compró su kit para tatuar en internet y por el alto costo de los materiales, comenzó a cobrar sus trabajos. Fue casi por casualidad, entonces, que comenzó a trabajar como artista profesional en un estudio que armó en su propia casa cerca de las paradisíacas playas del norte brasileño.

“La gente viene a mí sólo porque quiere algo hecho en mi estilo personal, porque si quisieran algo realmente profesional, buscarían a otro artista del tatuaje. La calidad no es mi fuerte”, afirma y reconoce a la vez Helena, dándose un baño de absoluta sinceridad.

Fuente:

¿Qué te pareció esta noticia?

Noticias Relacionadas

Deja tu comentario

Lo Más Leído