El minuto a minuto de un supersábado de confusión

La Confederación Sudamericana volvió a dar muestras de su escasa capacidad para moverse en campo minado. Domingo, miércoles o sábado, las opciones que se barajan para la reprogramación de la final.

Los especialistas en meteorología anunciaron durante toda la semana previa a la Superfinal de ida entre Boca y River por la Copa Libertadores que la lluvia sería un protagonista a tener en cuenta. "Tormentas fuertes", "actividad eléctrica" y "precipitaciones abundantes", fueron algunos de los augurios de los expertos en la materia.

Se sabe que el estado del tiempo no es una ciencia exacta y que puede variar según el humor de Kairos -el dios griego del clima y las estaciones-. Pero horas después de la notificación de la suspensión del partido, la Conmebol no logró disipar las dudas de cuándo se disputará el encuentro que le quita el sueño a la mayoría de los argentinos.

Te puede interesar...

¿Qué opciones se barajan? Siempre según trascendidos y algunas filtraciones desde la misma Confederación, las alternativas son el domingo a las 16 –la de más peso-, el miércoles 14 por la noche –casi descartada porque no contaría con el aval de las fuerzas involucradas en el operativo de seguridad- o el sábado 17 en el mismo horario pautado inicialmente.

El silencio del ente conducido por el paraguayo Alejandro Domínguez permitió, además, que hinchas se cascoteen verbalmente de una vereda a otra. "Que si se juega la semana que viene hay ventaja deportiva"; "que tu técnico no quería salir a la cancha porque lo perjudica el estado del campo de juego"; "que vas a recuperar los lesionados", fueron algunas de las acusaciones que circularon por redes sociales y que en ningún momento fueron paliadas por las autoridades de la entidad sudamericana.

Domínguez, Rodolfo D'Onofrío -presidente de River- y Daniel Angelici -presidente de Boca- se mantuvieron en contacto durante toda la jornada y las especulaciones crecieron. Pero la reunión cúlmine -de no mediar un cambio de último momento- sería el domingo a las 11 de la mañana antes de la apertura de los accesos a La Bombonera. Ahí se analizará el estado del campo de juego tras las lluvias y el pronóstico del tiempo para la hora en la que debería iniciar la Superfinal.

Embed

Los titulares de los clubes afectados fueron los que llevaron algo de cordura y reclamaron desde temprano que no se expusiera a los hinchas cuando el pronóstico pintaba oscuro para la hora en la que debía disputarse el partido. "Yo lo hubiera suspendido antes", sostuvo el mandamás xeneize a la prensa en el estadio después de conocida la postergación. Desde el Millo intentaron, también, bajar la temperatura.

Pero la Conmebol, como el sábado de tormentas en la Ciudad de Buenos Aires, hizo agua otra vez.

LEÉ MÁS

La odisea de los neuquinos que viajaron a la Superfinal

Superfinal reprogramada, ¿qué tienen que hacer los hinchas que entraron a La Bombonera?

Con la Superfinal postergada, ¿cómo estará el clima el domingo en Buenos Aires?

Fuente:

¿Qué te pareció esta noticia?

Noticias Relacionadas

Deja tu comentario


Lo Más Leído