En comunicación con LU5, Boggiano destacó "que estamos viendo las consecuencias de un programa anti inflacionario que no funcionó" y agregó: "No fue correcto insistir en fijar paritarias en niveles que terminan por debajo de la inflación esperada, porque por más que tengan cláusula gatillo, en última instancia, tienen algún tipo de ajuste, para los asalariados significa demoras sin cobrar y necesidad de renegociar".

Asimismo, el economista describió los principales problemas de la Argentina, que consiste en que "no terminamos de bajar la inflación". "Esto viene por el hecho de que el plan que tenía el Banco Central, que no era del todo malo, pero no era consistente con lo que se estaba haciendo desde el punto de vista del tesoro", añadió.

"Si el Banco Central, estaba llevando esa política monetaria, no podía al mismo tiempo, desde el tesoro, seguir gastando a la velocidad que lo estaba haciendo, porque eso nos iba a llevar a mal puerto y terminó con la explosión del dólar; y cuando explota, no tiene sentido hablar de meta inflacionaria, ni nada por el estilo", indicó.

Boggiano consideró que el planteo de la CGT "es entendible, porque queda fuera de discusión". "Por eso era tan importante cumplir la meta, reducir el gasto y que el BCRA no tenga que seguir haciendo adelantos transitorios al tesoro. En definitiva hay un problema que es la raíz de todo y es que el estado hace 70 años, por lo menos, que gasta más de lo que recauda, y lo que no consigue recaudar con impuestos, lo termina cobrando con inflación o con deuda que después ha defaulteado", agregó.

Por último, el economista se refirió a las cosas que según él, se hicieron mal, incluso en el Gobierno de Macri.

"Casi todo el ahorro que se hizo por las tarifas, se gasto en programas sociales que resultaron ser inefectivos, porque la pobreza no bajó. Hay un problema y hay que decirlo y esto bajado de toda ideología, cuando Néstor Kirchner llegó al poder el gasto público sobre el PBI era 22% y cuando se fue Cristina era 44%, el Kirchnerismo duplicó el tamaño del estado. La gran crítica a Macri es que no se anima a asumir el costo político de tener que desarmar eso, porque no hay una manera elegante de hacerlo, es complejo desarmar la verdadera bomba K, que es el tamaño del estado. Lo que vos nos hacés de manera organizada y por las buenas, termina saliendo a los golpes y por las malas", finalizó.

Para más información pueden suscribirse a la web cartafinanciera.com

Fuente:

¿Qué te pareció esta noticia?

Noticias Relacionadas

Deja tu comentario


Lo Más Leído