El primer tramo del año fue con los bolsillos al rojo vivo

La inflación del 15,5% en 4 meses modificó el gasto en la ciudad.

Sofía Sandoval
ssandoval@lmneuquen.com.ar


Neuquén.- El gobierno nacional aseguró que este sería el semestre más difícil de la gestión y el descontento ya se hizo notar. Inflación, caída del consumo, paritarias atrasadas, despidos, marchas multitudinarias, tarifazos y clubes, escuelas y pymes que lanzaron un desesperado grito de ayuda para sobrevivir. En la provincia, los precios subieron un 15,62% en el primer cuatrimestre del año y se comieron gran parte de los aumentos salariales de 2016.

Según los datos difundidos por la Dirección Provincial de Estadísticas y Censos, la inflación general de abril fue 2,56% y superó un 15% en lo que va del año. Las cifras del mes pasado representan una contracción con respecto a los aumentos previos, que tuvieron su pico más alto en enero, con una suba del 5,88%. Este mes, los puntos fuertes de incremento se dieron con los servicios (6,10) y el transporte (14,07).

Moverse es cada vez más caro. A fines de abril, el boleto de colectivo básico pasó a costar 9,95, lo que representó una suba del 32%. Viajar a otras ciudades del valle cuesta ahora un 35% más y trasladarse en taxi tendrá un incremento del 52%, ya que se fija en relación con el precio del eurodiésel sin el descuento por zona patagónica.

Las subas en las tarifas y el combustible generan un efecto dominó, ya que incrementan los costos de producción y comercialización en casi todos los rubros. Por eso, la indumentaria también subió un 30%, el pan aumentó cerca del 20% en algunas localidades y comer afuera es ahora un 15% más caro.
En ese contexto, los acuerdos salariales parecen haber quedado atrasados con respecto a la dinámica de la inflación que, de seguir así, podría superar el 40% en 2016. Los docentes provinciales y universitarios acordaron un 35% anual, mientras que los estatales y empleados de comercios consiguieron una suba del 20% semestral.

La incertidumbre parece desmotivar las compras y los comerciantes reclamaron por una fuerte caída del consumo. Según señalaron desde la Asociación de Comercio, Industria, Producción y Afines del Neuquén (Acipan), se consume un 1,2% menos de alimentos, mientras que los rubros más prescindibles tuvieron caídas mayores. Las ventas de calzado, indumentaria, electrodomésticos o comidas elaboradas bajaron con los bolsillos ajustados de los neuquinos.


El gas y la luz afectan en casa y a las pymes, que esperan cambios

El resonado tarifazo se hizo sentir con una suba de entre el 30% y el 400% en la luz eléctrica, y de entre 1000% y 2000% para las boletas de gas. Ante la queja de los comerciantes y pymes, desde el Estado se ofreció la posibilidad de diferir el pago del 50% del gas en cuotas durante el verano. Ante las quejas, Nación dio marcha atrás y fijo un tope del 400% para los consumidores residenciales, lo que fue recibido con disconformidad. Para pymes neuquinas el lunes se abre una mesa de discusión en Buenos Aires.

En los súper la gente se cuida más y en las carnicerías buscan cortes baratos

Según datos de la Dirección Provincial de Estadísticas y Censos, los alimentos registraron una suba del 15,17% en los primeros cuatro meses del año y, si bien se trata de un rubro imprescindible, las ventas cayeron en un 1,2%, según datos de Acipan.
Además de hacer menos compras, los clientes de los supermercados aseguraron que buscan ofertas y optan por productos de marcas alternativas.
En las carnicerías señalaron que los consumidores cambiaron sus opciones y ahora llevan más carne picada y otros cortes económicos.

La llegada del invierno trajo el frío pero también la preocupación por la ropa

Con la llegada del frío, los maniquíes de las vidrieras se abrigan con camperas y bufandas. Según los comerciantes del Bajo neuquino, las prendas llegaron entre un 20% y un 30% más caras que el invierno pasado. En los locales, una campera puede salir entre 1000 y 3000 pesos, según el diseño y la calidad. Un suéter cuesta entre 470 y 800 pesos, mientras que los accesorios de lana como bufandas, gorros y guantes oscilan entre 40 y 200 pesos.

Salir a comer o no, un dilema que ya se conoce en los restaurantes de la ciudad

Desde los restaurantes neuquinos aseguraron que sus costos de producción se vieron afectados por subas de gas del orden de 400%, y más de 100% para la luz. A eso hay que sumarle una suba en los alimentos, que los obligó a modificar las formas de comprar y algunos ingredientes de sus platos.
Si bien algunos restaurantes registraron una suba cercana al 15%, hubo otros espacios que prefirieron reducir su margen de ganancias y mantener los precios de los platos para no perder clientes, al tener en cuenta que comer fuera de casa es un gusto que suele cortarse primero en épocas de crisis. El gasto por persona en un restaurante va de los 200 a los 350 pesos y puede ser mayor si se elige una calidad superior de vino.

Fuente:

¿Qué te pareció esta noticia?

Noticias Relacionadas

Deja tu comentario

Lo Más Leído