El Real pasó a semis con un penal polémico en el minuto 92

Juventus había igualado la serie, ganaba 3 a 0 en el Bernabeu y estaba al borde de la hazaña. Pero el árbitro vio una falta muy discutida y Ronaldo la cambió por gol.

La llave de cuartos de final entre Real Madrid y Juventus parecía resuelta después del 3 a 0 del equipo español en la ida. Pero resultó atrapante hasta el último minuto, cuando se definió con un penal polémico a favor del Merengue.

Embed

El Real sufrió, pero se clasificó a las semifinales de la Liga de Campeones pese a perder 1-3 en su campo gracias a un penal anotado por Cristiano Ronaldo en el descuento que se convirtió en una polémica mundial.

Antes de ese gol in extremis, que sirvió para poner el 4-3 en el global de la eliminatoria y dar el pase al Real, la Juve había igualado el partido de la ida en 60 minutos con dos cabezazos del delantero croata Mario Mandzukic y un gol del francés Blaise Matuidi.

Embed

Cuando el duelo iba derechito al alargue, llegó el penal muy discutido, la expulsión de Gianluigi Buffon por protestar (en el que podría ser su último partido de Liga de Campeones) y el gol de CR para llevar al bicampeón a las semis, junto a Bayern Munich (empató hoy 0-0 ante Sevilla y abrochó la serie), Roma y Liverpool.

El árbitro vio en el minuto 92 una falta de Medhi Benatia a Lucas Vázquez en el área que desató una catarata de críticas en las redes sociales. Las airadas protestas de Buffon le valieron su expulsión, lo que obligó a la Juventus a cambiar a Higuaín por el arquero suplente Wojciech Sczesny, que nada pudo hacer ante el tiro de Cristiano que le dio el pase a los blancos.

Correa, Sevilla

El Bayern, a semifinales

El Bayern Múnich se clasificó para semifinales pese a empatar en casa con el Sevilla (0-0), gracias a su victoria en la ciudad andaluza en la ida (2-1) y sigue en busca de su sexto título de la competición.

El equipo del veterano técnico Jupp Heynckes, que hizo campeón de Europa por última vez al Bayern en 2013, pasó más apuros de los previstos ante un Sevilla que creó ocasiones de peligro, como un cabezazo al larguero de Joaquín Correa, quien fue expulsado en el descuento.

El Sevilla apostó por buscar el milagro con un planteamiento atrevido y se encomendó a su delantero centro, el francés Wissam Ben Yedder, el hombre que con su doblete en Old Trafford contra el Mánchester United (2-1), había puesto al equipo andaluz en cuartos.

Si en octavos, el Sevilla acudía al campo del United tras empatar en casa (0-0), en cuartos la tarea era más difícil, ya que había caído en la ida en el Sánchez Pizjuán.

El equipo alemán, que conocerá su rival en semifinales en el sorteo programado para el viernes, tomó la iniciativa en los primeros minutos, pero fue cediendo terreno en ocasiones al Sevilla, que necesitaba dos tantos para clasificar, ya que un 1- 0 a favor no le bastaba.

La impotencia del Sevilla se vio reflejada en la entrada de Correa sobre Javi Martínez en una de las bandas en el minuto 90+3, que le costó una tarjeta roja.

LEÉ MÁS

Roma noqueó al Barça de Messi

Fuente:

¿Qué te pareció esta noticia?

Noticias Relacionadas

Deja tu comentario



Lo Más Leído