El rescate del submarino ruso Kursk, un antecedente desalentador

El navío del gigante europeo neufragó a 100 metros de profundidad en agosto del 2000 y el operativo demandó tres meses y gastos por más de 65 millones de dólares.

El antecedente del submarino ruso Kursk demuestra que el rescate de una embarcación hundida es una tarea de esfuerzos siderales. Los familiares de las víctimas del ARA San Juan, tras el hallazgo, se unieron en un grito para solicitarle a las autoridades nacionales que hicieran todo lo posible para subir a la superficie los restos del sumergible y sus tripulantes.

Las condiciones suponen tal tarea como una proeza de las que hay pocos antecedentes. El submarino Kursk naufragó el 12 de agosto del 2000 y recién 14 meses después fue regresado a superficie. Aquella embarcación quedó a 100 metros de profundidad en el Mar de Barents, 800 menos que el ARA, y el operativo demandó de tres meses y 65 millones de dólares.

Te puede interesar...

Aún se desconoce cuáles serán las medidas oficiales, pero los antecedentes y las condiciones del ARA San Juan no son alentadores.

Acá, un documental que muestra cómo fue el reflote del Kursk

Embed

Embed

LEÉ MÁS

Repasá las primeras fotos que se difundieron del ARA San Juan en el fondo del mar

Quiénes eran los 44 tripulantes del ARA San Juan

La Armada confirmó el hallazgo del ARA San Juan

Otras cinco tragedias en el fondo del océano

Fuente:

¿Qué te pareció esta noticia?

Noticias Relacionadas

Deja tu comentario


Lo Más Leído