Ellos son los campeones del Alto Valle

Producción especial. A horas de la gran final entre Francia y Croacia, juntamos a un inmigrante de cada país en la región. Serge y Catalina sueñan con la gloria.

Martín Gamero y Fabricio Abatte

deportes@lmneuquen.com.ar

El parisino Serge Zammito (53 años) y la croata Catalina Kniss (82), nacida en Velika Mlinska, a 100 kilómetros de Zagreb, le pusieron toda la onda a la previa.

Ella llegó a los dos años a la Argentina. Él, paradójicamente, arribó hace dos años a la región. En el Alto Valle, a casi 15.000 kilómetros de distancia de Moscú, una croata y un francés palpitan la gran definición del domingo. Catalina Kniss y Serge Zammito anticipan la final en una producción a puro color y con la ilusión a flor de piel. ¿Quién dijo que los europeos son fríos?

Te puede interesar...

No hay rivalidad sino clima de armonía en el local Rincón de París, propiedad del galo. Cata, de 82 años, llegó con puntualidad al recinto de España 545 de Cipolletti (a pocas cuadras del reconocido parque Rosauer), junto a su nieto Rodrigo, la señora de este, Natalia, y su bisnieto de 3 años Bruno. “No vale, él tiene todas las de ganar, es local”, bromea la abuela croata. “Pero ustedes son cuatro y yo estoy solo”, responde el galo, rápido de reflejos y buen anfitrión.

El desafío. Serge y Catalina no apostaron nada, pero confían en que sus selecciones lograrán la victoria.
El desafío. Serge y Catalina no apostaron nada, pero confían en que sus selecciones lograrán la victoria.
El desafío. Serge y Catalina no apostaron nada, pero confían en que sus selecciones lograrán la victoria.

“Arribé a la Argentina cuando tenía un año y medio. Viví en Buenos Aires (Banfield), luego me mudé a Choele Choel, pasé por Barda del Medio y hace 63 años vivo en Cipolletti. Llegamos acá por mi marido”, repasa su historia la señora, quien en el país se hizo del Taladro y, por supuesto, del Albinegro.

63 años en la región de la abuela croata, una argentina más a esta altura.

Es más nuevo todo para Serge, quien vino “por cuestiones personales” de su señora, que es argentina. “Me gusta mucho, pero reniego de algunas desprolijidades de aquí”, revela este parisino de 53 años que trata de acostumbrarse a las “costumbres argentinas”. Detrás suyo, se destaca un adorno con la imagen de la torre Eiffel. Y luce la bandera que le prestó Jérôme, otro francés, quien fue protagonista en este mismo diario en la previa al partido contra la Argentina.

1 Mundial de Serge en el país, el domingo verá la final en El Bolsón.

“Nos juntamos todos los martes con aquellos interesados en el idioma francés y así nos conocimos”, afirma Zammito, fanático del PSG… y del vino argentino.

“Vivo con mucha alegría este momento histórico de nuestro país pero con un poco de tristeza por la Argentina”, asegura la oriunda de Velika Mlinska (a 100 kilómetros de la capital Zagreb), ya adicta al mate.

"Para mí, el del domingo va a ser un partido de varios goles. Me imagino un 2-1 a favor nuestro, de Croacia. Creo que la figura estará en el mediocampo croata entre Modric y Rakitic saldrá el mejor del partido", dijo Catalina Kniss, la abuela croata es súper futbolera.

El corazón de Catalina es tan argento, que cada vez que comienza un Mundial hincha en primer lugar por la Albiceleste y luego por los balcánicos. “Jamás imaginé estar viva para ver una final de Croacia” asevera la también bisabuela de Lisandro (11 años).

A diferencia de Catalina, Serge vivirá su primer Mundial fuera de su país. “Es distinto porque antes estaba con mis amigos en París. Era verano, había cervezas y quesos, y ahora sufrí el frío”, explica, entre risas, el parisino. El que lo escucha se da cuenta enseguida de que no es de aquí.

"Creo que va a terminar 2-0 para Francia, o un 1 a 0. Me imagino con susto, espero que no me agarre un ataque al corazón. Quien para mí va a tener un gran protagonismo en la final será Kylian Mbappé. Eso sí, no tenemos un Messi...", Serge Zammito, el comerciante francés está muy esperanzado.

En relación con cómo seguirán la gran final, cada uno lo hará de una manera diferente. “Vi todos los partidos sola porque me gusta hablarles a los jugadores y decirles ‘¡corré!’, ‘¡largala porque te la van a quitar!’”, afirma la abuela. “Voy a estar en El Bolsón el domingo. Estaré acompañado por un francés y un argentino”, declara Serge.

Las fotos se hicieron en medio de los exhibidores de ropa del local de Serge, y el último deseo de ambos fue que Mbappé o Modric se vistan de héroes el domingo.

4-1 en la producción de LMN. El galo estuvo solo, Cata fue con su nieto Rodrigo, la mujer de él, Naty, y su bisnieto Bruno.

En Centenario, muchos croatas

En Neuquén también hay croatas y franceses, sobre todo del primero de esos dos países mencionados. En Centenario están radicados la mayoría de ellos.

Mariano Trutanich (en la foto junto a su hijo máximo) es uno de los tantos descendientes de inmigrantes croatas.

“Mis abuelos vinieron de allá y tengo familiares en Croacia. Vivo en Neuquén y estoy en Centenario desde el 2005”, nos contó este abogado que el domingo estará prendido a la tele, esperando una alegría para él y su familia y para los croatas de la zona.

Embed

Fuente:

¿Qué te pareció esta noticia?

Noticias Relacionadas

Deja tu comentario


Lo Más Leído