"Estamos llevando un ancho de espadas"

Apasionado. El reconocido actor llegará hoy a Neuquén, junto a Araceli González, para subir a las tablas del Casino Magic con la obra Los puentes de Madison.

El galán Facundo Arana desembarcará nuevamente en la ciudad, junto a Araceli González, para presentar la primera versión teatral de la clásica obra Los puentes de Madison, propuesta que ya tiene más de 300 funciones, dentro y fuera del país. La cita tendrá lugar esta noche (a las 21), mañana (a las 21 y 23) y el sábado (a las 20 y a las 22), en el Casino Magic.

La pieza, escrita por Robet James Waller (1939-2017), es considerada una de las historias de amor más populares de la literatura a nivel mundial, en tanto que su versión cinematográfica fue protagonizada por Clint Eastwood (también a cargo de la dirección) y la consagrada actriz Meryl Streep.

Te puede interesar...

“Estamos llevando un ancho de espadas a Neuquén, por lo que estamos muy tranquilos. Ya conocemos cómo funciona con la gente y realmente es satisfactorio saber de antemano que la obra está buenísima y que va a gustar”, relató el actor haciendo referencia a la calidad del espectáculo que encabeza.

¿Qué podés adelantar de la pieza que van a estar presentando en la ciudad?

Esta es una historia de aquellas que uno no puede compartir con nadie en el mundo, porque nos expone en cosas que muchos no estamos preparados, ni para vivir ni para asumir. Sin embargo, le pasa a todo ser humano sobre la tierra.

¿Qué te pasó cuando te llegó la propuesta para hacer esta pieza?

Al principio se me pasó por la cabeza el ‘qué irá a pasar’. Sin embargo, nuestro director, Luis “Indio” Romero, pegó una adaptación tan buena, tan especial, acotada y acertada, que representaba muy bien la historia... Si la historia está bien contada, dirigida y adaptada, el reto siempre está del otro lado y ver qué pasa en el teatro.

¿Cuáles han sido las reacciones de los fanáticos de esta historia que fueron a ver la versión teatral?

Lo que estoy viendo es que la gente que sale de ver la obra sale encantada. Muchos van por curiosidad, para saber de qué se trata, y se llevan una grata sorpresa.

—¿Qué diferencias podés plantear con la película y el mismo libro?

El libro juega con la imaginación, mientras que en la película te muestran lo que quieren que veas. Acá la gente termina sintiéndose parte de la historia. Muchas veces las personas se van con el texto en la cabeza y terminan reflexionando lo que contamos, porque la realidad es que nadie puede escapar a esta historia, porque si no te pasó, te podría pasar, y vos lo sabés.

¿Cómo fue armar tu personaje?

Es bellísimo poder contar la historia de mi personaje. Él es un hombre que tiene como máximo trofeo su libertad, es un trotamundos, recorre la tierra desarrollando historias que quiere presentar en National Geographic, y después ir a buscar la foto. De pronto, se da cuenta de que pierde su libertad por completo al encontrarse con el amor, algo que no había estado buscando.

Con esto, podemos decir que la obra deja un mensaje...

El mensaje está pegado a la historia. Es muy precioso ver a gente fanática de la obra, que ya leyó el libro, que ya vio la película, y que cuando van pasando ciertas cosas en la obra, no puede evitar revivir las mismas sensaciones que tuvo cuando leyó el libro o vio la película. El director tiene una mano muy frágil, precisa y poética para poder mostrar todo lo que les pasa a los personajes.

“Prefiero que me digan que me peleo con Araceli a que me inventen un amorío”

Desde que comenzaron con los ensayos, la prensa chimentera contó que entre la dupla protagonista, Arana y González, había ciertos chispazos que hacían peligrar la realización del show. Durante el último tiempo, esos rumores no se silenciaron y los medios relataron nuevos capítulos de la interna. Las recientes discusiones se habrían dado mientras mostraban el espectáculo en Uruguay y Villa Carlos Paz, con gritos de por medio.

El actor señaló que a su parecer, esta versión nació para intentar opacar el éxito de su propuesta y expresó que prefiere este tipo de trascendidos a los “amorosos”, dado que tiene una familia a la que quiere cuidar.

“La relación entre los actores, para una obra de este estilo, tiene que ser de relojería. Las cosas que se van inventando alrededor de un éxito como este no me sorprenden. Igual prefiero que digan que me peleé a que digan que tengo un amorío, porque tengo cachorros que cuidar. De todos modos, lo importante es lo que se ve arriba del escenario”.

Fuente:

¿Qué te pareció esta noticia?

Noticias Relacionadas

Deja tu comentario


Lo Más Leído