"Estoy en un momento que me hice amigo del rock"

Abel Calzetta. Hecho canción. El versátil guitarrista radicado en Madrid, que supo proyectar su carrera en San Martín de los Andes, regresa con Nada, EP que lo afirma como cantante.

Luis Castillo

castillol@lmneuquen.com.ar

Después de dos años, Abel Calzetta llega con Nada, un EP que lo tiene al servicio de las canciones y afianzándose como cantante. Guitarrista versátil, que hace siete años abrazó San Martín de los Andes y vivió allí, se presentará hoy en Morrigan (Elordi 39) en el marco de su gira patagónica. El músico, que hace 11 años se desempeña en Madrid, estará acompañado por Gustavo Giannini (bajo), Negro Farías (batería) y Siro Balbarrey (bajo). A horas del show, Calzetta habló de su nuevo material, de su proyecto europeo Cosmosoul y de su experiencia girando por el mundo.

Desde la guitarra es como que tengo bastantes cosas que decir. Pero hoy estoy centrado en la búsqueda de la canción”.

Te puede interesar...

¿Qué buscaste en Nada?

Es un EP de cuatro canciones que grabé en Buenos Aires , se masterizó en Madrid y me dio la posibilidad de grabarlo con Baltasar Comotto (guitarrista del Indio Solari), Patán Vidal (tecladista que grabó con Pappo y Luis Salinas, entre otros), Javier Martínez (baterista de Malosetti) y Esteban Tereschuk (bajo). El disco tiene un tinte más de rock y de canción un poco más minimalista. Hay una búsqueda más de “simplicidad” y de centrarme más en cuestiones de armonías y complejidades en lo compositivo.

A diferencia de Círculo (el disco anterior) las canciones son más pegadizas ¿es algo buscado o se dio solo?

Mucha gente me dice que los temas son más hiteros pero creo eso pasa por la escucha mía de clásicos de la música. Quizás inconscientemente me salieron este tipo de canciones que son por ahí en un formato más viejo, con un audio más de los años 70 y estribillos más pegadizos. No fue una búsqueda de hacer un hit porque fueron cosas que salieron. También eso tiene que ver con estar grabando otros proyectos en Madrid y el estar aprendiendo lo que la canción me pide y no tanto el instrumento.

¿Qué influencias podrías decir que tienen?

Creo que tiene mucho de George Harrison y después tiene algo de los Stones, que nunca había escuchado en profundidad. Pero no es algo que copie porque creo que es algo inconsciente que salió. Últimamente estoy escuchando música rock además de otros compositores como Randy Newman (pianista y compositor estadounidense) más Beatles y clásicos.

¿Puede darse una continuidad de Nada en otro disco?

La idea era hacer cuatro temas porque hacía más de dos años que no grababa. Después estoy viendo qué es lo que me pide la música para seguir haciendo cosas. Ahora estoy en un momento bastante amigo del rock, ya que antes estaba mucho con la guitarra, la fusión, el jazz y ahora estoy copado con el rock. Por ahí va seguir la cosa. Por ahora es un disco que está fresquito y que ya fue presentado en Café Berlín de Madrid, un lugar muy conocido de la escena.

Círculo marcó un quiebre al ponerte como cantante ¿cómo te sentís con ese desarrollo?

Sí, tal cual. Fue reencontrarme con la canción cantada y escribiendo después de 20 años. Nada es como que tiene una continuidad y es dejar de tocar tanta música instrumental. Igual está “Pino” que es instrumental y está dedicada a mi viejo, que casi “palma”. Es muy sentimental y tiene que ver con ese momento. Lo más importante es decir lo que siento de la manera más sincera posible. La música no es más que un lenguaje y la idea es ir descubriendo eso.

Ahora que estás más cerca del rock ¿hiciste alguna mirada de lo que pasa en la escena Nacional?

Baltasar (Comotto) es quien me hace escuchar más música de Argentina. Los que tengo presente son Los Espíritus, que estuvieron en Madrid y tuve la oportunidad de acercarme a ellos. También me gusta Usted señálemelo, que es una banda de Mendoza, y Vanthra, la banda nueva del cantante de Catupecu Machu. Por otro lado, estoy contento porque no me ha llegado el rock de cancha. Todo bien con el fútbol y el rock pero esa mezcla no me gusta mucho. Se la creo a Pity (Álvarez) y a nadie más.

¿Cómo sigue tu proyecto de Cosmosoul en Madrid?

Este año estuvo tranquilo porque Alana (cantante) fue madre. Acabamos de grabar un single y un nuevo video que es la tendencia de ahora. Lamentablemente la gente lo que quiere es velocidad y que llegue todo rápido. Hoy es muy difícil que escuche un disco entero como sucedía antes. Este año vamos a cumplir 10 años de banda y la verdad es que estoy muy contento; Cosmosoul también es un proyecto personal que me ha llevado a tocar hasta en Rusia.

El pasado año estuviste junto a Aron Abernathy, pianista y cantante estadounidense que gira por todo el mundo.

Sí, está buenísimo tocar con un artista de Estados Unidos porque nunca había tenido esa experiencia. Parte de Cosmosoul le hacemos de banda europea porque él todavía no puede mover su banda por cuestiones de presupuesto. Este sábado tocan en Roma pero seguramente este año vamos a ir a París, Berlín y Londres.

Teniendo en cuenta lo que significa Londres para el rock ¿hay una exigencia extra al estar en esa escena?

Estar ahí es como la cuna del rock. Para mí no es como una exigencia. Es como que la energía te viene sola. Son lugares donde la energía se prende rápido y todo es muy mágico. En Londres toqué primero con Cosmosoul y el manager que nos llevó nos decía ‘están prendidos fuego’. Imaginate que estábamos tocando a tres cuadras de donde tocaban todos los grandes que uno escuchaba cuando era chico.

¿En qué momento de tu carrera sentís que estás?

Siempre voy como buscando. Me siento más afianzado y seguro al cantar. Desde la guitarra es como que tengo bastantes cosas que decir, pero hoy estoy centrado en la busqueda de la canción y hay que laburarlo.

Fuente:

¿Qué te pareció esta noticia?

Noticias Relacionadas

Deja tu comentario


Lo Más Leído