Exclusivo | Calu Rivero: "Pensé en dejar de actuar para siempre"

La vuelta a la tele. La actriz habla de su regreso a Telefe después de varios años de inactividad y tras la denuncia pública a Juan Darthés por acoso sexual.

Por Paula Bistagnino

Pasaron siete años desde que se fue de la televisión, de improvisto para el público, y dejó un papel que había soñado a los 24 años en Dulce amor, una novela diaria súper exitosa. Durante ese tiempo, también se vio obligada a enfrentar un proceso personal que la llevó a transitar por sitios de total oscuridad pero que hoy, dice, es lo más importante que hizo en su vida: denunciar a su colega y ex compañero de tira Juan Darthés, y abrazar una lucha colectiva hasta volverse una de sus caras más visibles entre las actrices. “Estoy feliz de estar volviendo a la actuación. No estaba segura de que esto volvería a pasar. Decir ‘estoy acá, presentando mi nuevo proyecto y con otros por venir’ es hermoso”, dice Calu Rivero, actriz, modelo y DJ, hoy con 31 años.

¿Pensaste en dejar de actuar para siempre?

Sí, sí. Llegué a pensar que iba a dejar de actuar para siempre, porque hubo un momento de mucha confusión. Sentí que toqué fondo y no sabía cómo iba a salir. Cuando vos estás desconectada de tu deseo y cualquiera te dice cualquier cosa y vos no sabés, no podés. En ese momento me preocupaba más mi persona que lo profesional. Yo sólo quería estar entera de nuevo. Hoy, volver a sentirme entera es un montón.

Te puede interesar...

¿Por qué decidiste volver con esta novela?

Es que tenía que ser con una historia así. Y con un personaje así. Porque cuenta una historia de una mujer, Luciana, que tiene un proceso de búsqueda y de lucha que vale la pena contar. Ella está en una situación de manipulación y maltrato de su novio, llega a tocar fondo y logra salir desde ahí. Me parece inspiradora la historia y el personaje. Porque es contar a una mujer real que descubre su fortaleza.

¿Te inspiraste en mujeres de tu vida?

Sí, sin duda, porque estas son las mujeres reales. Así son, así somos. No como nos representan casi siempre. Me inspiré en la vida de mi hermana, de mi prima, de mi mamá, de amigas, en todas las mujeres.

¿En algún momento te arrepentiste de hablar?

No, no, porque si bien fue muy difícil y yo sabía que iba a ser así, yo necesitaba sacarlo porque sino me iba a enfermar. Decirlo, aunque tenga consecuencias, es sanar. Yo no lo hice para joder a nadie ni para hacerle la guerra a nadie. Yo sabía que no me iba a arrepentir de decirlo pero sí de no decirlo. Aun con lo terrible que es que te cuestionen y no te crean, como me pasó a mí, como le está pasando a Thelma. Pero también hubo para mí y para ella un gran abrazo, de un montón de mujeres. Y eso también sana. Porque no estamos solas. Porque somos miles las que no vamos a aguantar más.

¿Te molestó que Darthés siguiera trabajando aun con las denuncias?

Sí, lamentablemente pasó eso. Creo que era otro momento pero que esas personas que sabían la verdad y no hicieron nada, lo saben y quedará en ellos para siempre. Yo también lo sé y hoy me preocupa hoy. Hoy creo que esto ya no puede pasar y que es una tarea de todos. Nadie lo puede permitir: ni los actores, ni los productores, ni los directores, ni los periodistas. Basta, basta y basta.

¿Pensaste en quedarte a vivir en Nueva York?

Cuando me llamaron para Campanas fue justo cuando acababa de terminar de instalarme: había encontrado el departamento que quería, tenía mi agencia allá, estaba todo listo para empezar a andar o desandar un camino en Estados Unidos. Fue fuerte decidir venirme siete meses acá además de todo lo que implicaba. Pero además de la historia y el personaje sentí que si yo estaba dando un mensaje de que las mujeres tenemos que poner el cuerpo y salir y luchar… Yo también tenía que hacerlo: tenía que volver a un set a replantear mi lugar y no abandonar. Es volver con un mensaje pero con una acción también.

Calu-Rivero-Campanas-en-la-noche.jpg

Campanas en la noche, un culebrón que es también un policial

Desde mañana a las 22:30 Telefe regresa con una gran historia de amor que es además un gran policial: Campanas en la noche, de 80 capítulos con una alta calidad de realización. Acusado injustamente de la muerte de su mujer, Luis (Federico Amador) se fuga de la Patagonia llevándose consigo a su beba. Sólo una adolescente es testigo de la fuga. Ya en la ciudad, Luis adopta una nueva identidad y rehace su vida. Pasan más de 10 años y se reencuentra con aquella joven que lo vio huir, Luciana (Calu Rivero); ella, a su vez, es una mujer sometida por Vito (Esteban Lamothe), un marido maltratador, por lo que necesita abrir los ojos y empoderarse para salir de ahí.

Dependen el uno del otro para poder escapar definitivamente de la pesadilla en la que se ven atrapados. El elenco se completa con Eugenia Tobal, Rodrigo Guirao Díaz, Franco Masini, Patricia Viggiano, Adrián Navarro, Mimí Ardú y Martín Slipak, entre otros. Y con la participación especial de Dalma Maradona. Además, presentará una serie web exclusiva La otra cara de Rita, enfocada en la historia y venganza de Rita (Barbara Amaral), la hermana de Iracema (Lola Banfi), la mujer asesinada.

Fuente:

¿Qué te pareció esta noticia?

Noticias Relacionadas

Deja tu comentario


Lo Más Leído