El clima en Neuquén

icon
Temp
81% Hum

Fátima Florez la rompe en Mar del Plata y empodera a la mujer en su rol

Encabeza su obra y se dice "una guerrera que se pone al hombro lo que sea".

Fátima Florez está brillando en la temporada marplatense con su obra "Fátima es camaleónica", donde además de exhibir su talento para el humor, el baile y la imitación, aprovecha la ocasión para empoderar a la mujer en su rol de líder. "Es un poder, el de la mujer, que está más presente -explicó- y que hay que hacerlo valer en tiempos en los que cambió la sociedad y hubo una evolución".

Después de un freno obligado por su contagio de coronavirus, Florez regresó a las tablas del Roxy del Centro de Arte Radio City, donde llena la sala noche tras noche, de martes a domingos, con un espectáculo que alterna momentos musicales y humorísticos con actos de magia a cargo del mago Emanuel, y otros de interacción con el público, que tiene la posibilidad de incidir en la elección de los personajes dentro del amplio abanico de la comediante.

Te puede interesar...

"Soy una mujer de teatro y una guerrera de toda la vida que siempre se pone al hombro lo que sea. Me encantan los desafíos y este show es una puesta en escena muy grande y el público que viene a verlo, lo agradece y hace el boca a boca", destaca la imitadora, quien a lo largo de la obra le rinde tributo a estrellas internacionales como Liza Minnelli, Madonna y Lady Gaga y también locales del mundo del espectáculo y la televisión, como Mirtha Legrand, Susana, Moria Casán y Nacha Guevara.

Más allá de sus personificaciones, hay un espacio del espectáculo en el que Fátima se muestra al natural para demostrar que es posible construir sus personajes a partir de "captarles el alma", exacerbando su gestualidad, pose corporal y sus voces, al margen de la vestimenta o una máscara.

"Desde que arranqué me desenvuelvo con con muchísima libertad. Para mí, el artista no debe estructurarse. Hace diez años que tengo mi espectáculo, aunque cuando empecé no era como ahora que todo avanzó y que las mujeres pudimos dar estos pasos. Antes nos costaba diez veces más que al resto. Era muy difícil. Ahora, una se va haciendo como de teflón y de hierro. Yo nunca pierdo las ganas. Más bien lo contrario; siempre me genera ese nervio desde el primer día.

Lo más leído

Leé más

Noticias relacionadas

Dejá tu comentario