El clima en Neuquén

icon
14° Temp
50% Hum
LMNeuquen

Feinmann volvió a trabajar tras recuperarse del covid-19: "Es una enfermedad inhumana"

"Lo primero que te pasa por la cabeza es que sos un paria. Te tiran en una cama y ahí quedás. No podés ver a nadie", dijo el conductor.

A un mes después de contraer coronavirus y semanas después de haber estado internado en el Sanatorio Otamendi por un cuadro febril derivado de la enfermedad, Eduardo Feinmann regresó a Alguien tiene que decirlo, su programa de Radio Rivadavia (AM 630).

“Soy lo que queda de mí después de que me hayan pasado 10 aplanadoras por encima”, sentenció el conductor. “Mirá que tuve muchas enfermedades. De chico me las pescaba todas: paperas, hepatitis, todo bicho que volaba. Pero nunca pasé una situación similar. Nunca en mi vida”, aseguró.

Te puede interesar...

“Es una enfermedad tremendamente inhumana. Un día te resulta que te internan, te tiran en una cama y ahí quedás. No podés ver a nadie. No le ves la cara a los médicos, a las enfermeras. No le conozco la cara a nadie. Solo los ojos”, añadió el periodista que este lunes también volverá a decir presente en su ciclo de A24.

"Los primeros dos días fueron dramáticos porque volaba de fiebre. Los médicos te dicen 'vamos a ver cómo evolucionás. Hoy te hago una placa radiográfica y veo tus pulmones y mañana te hago otra. Y esperemos que no avance’. Ahí la cabeza juega un papel muy fuerte donde vos tenés que estar luchando el virus, pero no hay nada que haga que el virus no avance. No hay un medicamento. Todos los días me pinchaban, me volvían loco. Me sacaban sangre, me lo ponían... Tremendo", agregó.

Luego detalló que recibió un tratamiento con anticoagulantes "para que no se forme un coágulo y se vaya al cerebro o al corazón”, lo que incrementó su nivel de preocupación.

Embed

Como si fuera poco, dijo que el médico que le realizó el hisopado le remarcó que su carga viral fue “récord” en el Hospital de Clínicas, institución en donde se realizó el test. “El promedio, según el doctor, es entre 60 y 250 mil copias. Yo tuve 100 millones. Literal”, señaló el periodista.

Feinmann aclaró que si bien necesitó una máscara de oxígeno durante 24 horas, “en ningún momento” se planteó la posibilidad de un respirador.

Por último, contó que cuando le confirmaron que había dado positivo se sintió como si se le hubiera caído un edifico encima. "Lo primero que te pasa por la cabeza es que sos un paria a partir de ese momento. Un infectado. Yo pasé a ser un apestado y un posible peligro para el resto. Y a partir de ese momento yo me sentía también un asesino de mis propios compañeros", dijo en alusión a los vecinos de su edificio y sus colegas en la radio y televisión.

Lo más leído

Leé más

¿Qué te pareció esta noticia?

53.225806451613% Me interesa
11.290322580645% Me gusta
17.741935483871% Me da igual
6.4516129032258% Me aburre
11.290322580645% Me indigna

Noticias relacionadas

Dejá tu comentario