El clima en Neuquén

icon
Temp
59% Hum
La Mañana Escobar

Femicidio: Nora Escobar, asesinada de 17 puñaladas

La fiscal aseguró que un tercero colaboró para ocultar las pruebas.

Las nuevas pericias realizadas sobre el cadáver de Nora Escobar, la mujer de 43 años que fue asesinada por su esposo Gregorio Britez en la localidad santafesina de Granadero Baigorria, arrojaron resultados espeluznantes: pese a que el hombre había asegurado que su pareja se había ido de la casa que compartían luego de una pelea el 22 de abril, los peritos lograron advertir que el cuerpo de la mujer ya estaba allí.

Aquella noche, el femicida logró tomar una cuchilla que tenía de, al menos, cinco centímetros de ancho, y procedió a propinarle 17 puñaladas. Entre ellas, cinco o seis habrían sido en la espalda, y provocado lesiones fatales. Debido a las graves heridas, Escobar murió en el acto. La fiscal detalló que las mismas se produjeron en la zona "cardiopulmonar".

Te puede interesar...

Posteriormente, Britez cavó un pozo en el patio trasero del hogar con el objetivo de desechar el cadáver; al mismo tiempo, para evitar algún tipo de filtración, construyó una losa que medía alrededor de 60 centímetros de ancho y dos metros de largo. Casi a la par, realizó otra baldosa pero de forma vertical, que ofició de cimiento y le dio forma a la tumba improvisada.

Femicidio Nora Escobar

La pared construida en última instancia funcionó, a su vez, para que los perros que efectuaron pesquisas en la casa no pudieran descubrir que el cuerpo estaba tirado allí. Alberto Lipari, amigo del victimario, colaboró para "ocultar, alterar y hacer desaparecer los rastros, pruebas e instrumentos del delito". Con su vehículo, un Renault 6, retiró pertenencias que tenían manchas de sangre del domicilio ubicado en la calle Liniers de forma posterior al femicidio.

La fiscal, al mismo tiempo, contó que varios vecinos lo vieron hacer tres viajes con su auto el 23 de abril, y que también estuvo presente durante varias horas en la casa de su amigo.

"Es imposible que Britez haya podido, dada su edad, contextura física y estado físico, no solamente enterrar el cuerpo sino también realizar toda una carpeta de concreto sobre ese patio, limpiar toda la casa y arreglar las paredes y pintarlas en forma completa", apuntó la funcionaria judicial, quien confirmó que Lipari intentó brindarle ayuda económica con el fin de que escapara al exterior .

Karen, la hija de la víctima, declaró ante la Justicia y aseguró que su madre "había sufrido situaciones de violencia en ocasiones anteriores", algo que pudo cotejar la fiscalía: Nora Escobar realizó una denuncia por violencia de género en marzo. Mientras estuvo desaparecida, Gregorio Britez dijo que su pareja "tenía mensajes en su celular con otro hombre" y se había ido de la casa, pero, curiosamente, la mujer no se llevó a su mascota, con la que tenía un gran apego. Todas esas inconsistencias llevaron a poner el foco sobre el marido, que fue detenido por la Gendarmería.

Lo más leído

Leé más

Noticias relacionadas

Dejá tu comentario